Revista nº 916
ISSN 1885-6039

Más de 80.000 visitantes en el Museo de la Piratería.

Sábado, 02 de Marzo de 2013
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 459

El lunes 25 de febrero se cumplían dos años desde que se abrieron las puertas del Castillo de Guanapay transformado en Museo de la Piratería. Este cambio de temática de la fortaleza ha dejado un cómputo de más de 80.000 visitantes.

 

La concejala de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Teguise (Lanzarote), Olivia Duque, afirma que “esta afluencia ahora tenemos que mantenerla e incluso mejorarla; en esta línea tenemos varios proyectos que harán las salas aún más atractivas”. El lunes, el martes y el miércoles de esta semana siguieron las jornadas de puertas abiertas para celebrar este II Aniversario.
El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, desglosaba las cifras e indicaba que 55.000 de los visitantes eran no residentes; unos 6.000 residentes; están contabilizados unos 15.000 menores entre los grupos escolares de la isla o los niños que acompañan a no residentes (los menores no pagan entrada); y también están anotados aparte unas 5.000 personas no residentes que se acercaron al Castillo pero venían en grupos.

 

Al convertir la fortaleza en el Museo de la Piratería, además de aumentar la afluencia de manera destacada, se posibilitó la rehabilitación del mismo. Este edificio histórico data del siglo XV y cuando se transformó se realizaron relevantes obras en el interior: impermeabilización, canalización para instalación eléctrica o restauración de muros. Intervenciones que se ejecutaron teniendo en cuenta que el Castillo es un Bien de Interés Cultural y que data de 1596. El actual castillo fue levantado por orden de Felipe II a instancias del ingeniero Torriani.

 

Almirante Horacio Nelson. Uno de los proyectos de renovación que ya está avanzado y verá la luz en breve es la sala dedicada a un episodio de gran relevancia histórica de la piratería en Canarias, como fue la invasión en 1797 de Almirante Horacio Nelson a la isla de Tenerife, primer paso para ocupar todo el Archipiélago Canario. En este espacio, además de documentación, también se exhibirá un vídeo con la recreación de la invasión de Nelson, donde no faltarán el ruido, la batalla, los cañones y las armas. Todos los pormenores siguen la misma línea estética que el resto de la instalación, manteniendo, obviamente, el rigor histórico, la didáctica y el entretenimiento.

 

 

Comentarios