Revista nº 796
ISSN 1885-6039

Hecho a mano: notas sobre artesanía canaria.

Viernes, 31 de Mayo de 2013
Revista Océanos (nº 28)
Publicado en el número 472

Conocer la artesanía canaria es conocer la historia de las Islas. Son muchas y variadas, pero casi todas comparten algo: en su momento fueron ideadas para cubrir alguna necesidad cotidiana y hoy se han convertido en elementos decorativos, cuando no de lujo.

 

 

Objetos de cerámica, cestos, utensilios de madera, piezas textiles con variadas labores: cuchillos, tabaco... Éste es un breve repaso general por algunas claves de la artesanía canaria, pero hay mucho más. Descúbrelo tú mismo. Una Feria de Artesanía es un paseo por la historia de las Islas a través de la cerámica, la cestería, un cuchillo...

 

Cerámica. Con formas decorativas sencillas y toscas, herederas de la alfarería aborigen, podemos encontrar objetos (bernegales, lebrillos, gánigos) hechos en barro. En su momento surgieron para satisfacer las necesidades cotidianas de la población. Hoy son, en la mayoría de los casos, objetos decorativos. Algunos de los centros alfareros más famosos del Archipiélago son Chipude, en La Gomera; Hoya Pineda, en Gran Canaria; Arguayo, en Tenerife; o Muñique, en Lanzarote.

 

Madera. El otro eje principal de la artesanía en Canarias es el trabajo con las diferentes maderas que proporciona el bosque canario. La madera está presente en la vivienda tradicional canaria (balcones, techos, patios interiores) y en las miniaturas decorativas que se hacen de estos elementos, pero también en el mobiliario, en útiles de trabajo y cocina y en los instrumentos musicales. Mención especial merece el timple, el instrumento musical canario por excelencia, objeto de deseo de los amantes de la música canaria y de los compradores de artesanía.

 

 

Cestería. El paso de útil a elemento decorativo que se vive en casi todos los productos de artesanía se vuelve quizás más evidente en la cestería. En todas las Islas hay tradición, cada una con peculiaridades y materiales propios. Se emplean castaño, vara (o follao), mimbre y caña para los objetos que precisan mayor resistencia (balayos, costureros, raposas) y codeso o paja en la cestería más fina.

 

Textiles. Labor tradicionalmente femenina, en muchos casos de origen portugués y que tiene en todas las islas del Archipiélago una enorme riqueza y variedad. Destacan los calados, con un amplio abanico de variedades, en manteles, blusas o trajes. La Orotava, Gáldar o Puerto del Rosario son sólo algunas de las zonas donde adquirió mayor importancia.

 

 

Capítulo especial merecen también los bordados, con la isla de La Palma como epicentro fundamental. También La Palma, especialmente en El Paso, es central en los trabajos con seda. Y, además, podemos encontrar trabajos realizados con telar tradicional, cobrando especial éxito las traperas, y labores como el crochet, el macramé o las célebres rosetas del municipio tinerfeño de Vilaflor.

 

Tabaco y cuchillos. Dos ejemplos de labor artesana peculiares pueden ser la elaboración de puros y la fabricación del famoso cuchillo canario o naife. El tabaco fue un motor importante de la economía del Archipiélago, y los puros gozaban de fama internacional. Hoy se mantiene sólo en La Palma, conservando su prestigio entre los expertos. El cuchillo también ha experimentado ese paso de objeto utilitario a elemento de lujo. Destaca por la decoración de su mango. Gran Canaria es quizá la isla en la que más arraigó su fabricación.

 

 

Publicado previamente en el número 28 de la Revista Océanos de Fred Olsen. Las fotos son de Gerardo Ojeda.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios

Punto Cubano / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo