Revista nº 952
ISSN 1885-6039

A la venta las primeras Papas Antiguas de Canarias con Denominación.

Viernes, 27 de Septiembre de 2013
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 489

Constituye el máximo reconocimiento que otorga la Unión Europea a los productos agroalimentarios de calidad diferenciada. Se trata de la segunda DOP que se obtiene para este tubérculo en Europa.

 

Las primeras Papas Antiguas de Canarias con Denominación de Origen Protegida (DOP) se pondrán a la venta la próxima semana. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, en colaboración con el subsector de la papa, presentó ayer en Tenerife las producciones que se comercializarán bajo dicho sello de calidad europeo que distingue estos tubérculos del Archipiélago. Durante el acto, que contó con la presencia de Alonso Arroyo, viceconsejero de Agricultura y Ganadería del Gobierno de Canarias; Alfonso López, director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA)- organismo responsable de la tramitación de esta figura de calidad-; José Joaquín Bethencourt, consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife; Juan José del Pino, presidente de la Unión de Cooperativas Agrícolas de Canarias (UCA)- encargada de la gestión de esta Denominación de Origen Protegida (DOP)-; y Vicente Ruiz, presidente de la SAT "Papa Bonita" -primera entidad que comercializa este producto al amparo de dicho sello de calidad europeo-, se dio a conocer la contraetiqueta que acompañará a la papas producidas al amparo de este distintivo que constituye el máximo reconocimiento que otorga la Unión Europea a los productos agroalimentarios de calidad diferenciada. Al evento fueron invitados los presidentes y consejeros de Agricultura de los siete cabildos insulares, así como los miembros de la Comisión de Agricultura del Parlamento regional.

 

Ésta representa la primera DOP que se obtiene en el Estado de España para este producto, ya que existen papas peninsulares protegidas -Pataca de Galicia y Patatas de Prades-, pero a través de otra figura, la Indicación Geográfica Protegida (IGP). Este sello, solicitado por los productores de papas en marzo de 2009 y tramitado por el Departamento regional a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), se obtuvo finalmente el 31 de octubre de 2012 tras un largo proceso, con la publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea del registro definitivo, que supone que las Papas Antiguas de Canarias quedan protegidas y reconocidas a nivel mundial. Es importante destacar que en el registro de la Unión Europea solo aparece otra Denominación de Origen para papas -Patata di Bolonia-, protegiéndose una única variedad, mientras que en el caso de las Papas Antiguas de Canarias se protege un total de 29 variedades: Negrita de El Hierro, Buena Moza o Palmera, Blanca, Colorada, Corralera Tijarafera, Corraleda Colorada, Corraleda Legítima, Carralera, Negra de La Palma, Negra Veteada, Rayada o Jorge, Haragana, De Ojo Azul, Blanca, Moñigo de Camello, De la Tierra, Azucena Negra, Azucena Blanca, Bonita Negra, Bonita Blanca, Bonita Colorada, Bonita Llagada, Bonita Ojo de Perdíz, Borralla, Colorada de Baba, Negra Yema de Huevo, Peluca Blanca, Peluca Negra, Peluca Roja y Terrenta, que se establecen en el pliego de condiciones.

 

En dicho documento, también se definen sus características fisicoquímicas, morfológicas y organolépticas, y la delimitación de la zona geográfica en la se produce, determinándose los métodos de cultivo, recolección y transporte, así como las normas de acondicionamiento y envasado. Así, la vinculación geográfica del producto ha sido determinante en este reconocimiento, debido a que es el medio geográfico y las prácticas culturales, los factores decisivos que influyen en las características diferenciales del producto. Los agricultores interesados en acogerse a este distintivo deben cumplir los requisitos que se establecen en el pliego de condiciones relativos a las variedades permitidas, técnicas de cultivo, etc., y estar inscritos en el registro de productores, en el que actualmente constan un total de 13 productores de papas de Tenerife, número que se irá incrementando en las distintas islas a medida que se difundan los beneficios de esta figura de calidad. Asimismo, para poder comercializar este producto, los distribuidores deben figurar en el registro de almacenistas y plantas envasadoras, en el que únicamente se encuentra inscrito, de momento, la SAT "Papa Bonita".

 

Producto único. Según se señala en el texto del documento único de esta Denominación de Origen Protegida, las condiciones orográficas, edafológicas y climáticas del Archipiélago, junto con la tradición del cultivo y la experiencia de los agricultores hacen que las Papas Antiguas de Canarias presenten características diferenciadas. El suelo volcánico, caracterizado por un adecuado equilibrio entre materia orgánica y elementos minerales de tipo basáltico, ha dado lugar a un producto único, con unas características peculiares que determinan una singular morfología. Mientras en Europa las variedades han ido evolucionando hasta llegar a las papas hoy presentes en el mercado, que poco recuerdan al material de partida, en el Archipiélago se pueden encontrar múltiples cultivares locales que mantienen las prácticas y las tradiciones de cultivo de aquellos tubérculos primitivos que llegaron a Canarias procedentes de América, los cuales, según demuestran estudios realizados en el archipiélago, se han adaptado al medio edafo -climatológico de las islas y poseen hoy en día características únicas y diferentes. Los cultivares locales de Papas Antiguas de Canarias no sólo son un patrimonio genético de incalculable valor, sino un importante patrimonio etnográfico y socioeconómico, ya que están estrechamente ligados a multitud de usos y costumbres típicos de los agrosistemas tradicionales de las islas, además de contribuir al mantenimiento de las rentas de los agricultores que las han conservado.

 

 

Comentarios