Revista nº 859
ISSN 1885-6039

El injusto tratamiento europeo para la Miel de palma.

Sábado, 05 de Abril de 2014
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 516

Unánime apoyo del Pleno del Cabildo de La Gomera al término Miel de palma. Curbelo dice que “la lucha acaba de comenzar y nuestra intención es sumar y lograr más apoyos”.

 

El pleno del Cabildo de La Gomera aprobó por unanimidad una propuesta del grupo de gobierno por la que se solicita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que dé instrucciones a los representantes europeos con el fin de que hagan lo posible para permitir el uso del término miel de palma. En estos momentos las autoridades de Bruselas se niegan a esta utilización al considerar que sólo se puede aplicar al producto que se extrae de la labor de las abejas. Sin embargo, desde el Cabildo se recuerda que ya se contempla una excepcionalidad para el caso del término leche. El pleno del Cabildo aprobó solicitar el apoyo del Instituto Canario de Calidad Agrolimentaria (ICCA) y al ejecutivo autónomo así como enviar el acuerdo a los ayuntamientos de la isla, cabildos y Gobierno canario solicitando la adhesión al mismo.

 

El presidente del Cabildo intervino al señalar que, pese a la negativa inicial que ha recibido esta propuesta por parte de la Unión Europea (UE), considera que “sólo estamos al principio de la lucha y ahora nuestra intención es sumar apoyos y el respaldo de instituciones y asociaciones”. La consejera de Desarrollo del Territorio, Ventura del Carmen Rodríguez Herrera, dio a conocer el contenido de un informe elaborado por la Academia Canaria de la Lengua en el que se recoge que efectivamente este término puede utilizarse para los productos de origen vegetal. Según el estudio la denominación se aplica desde el siglo XIX y además ya en la primera edición del Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia se registran ambas acepciones. La primera corresponde a la miel elaborada por las abejas y la segunda a la vegetal, al definirla en este último caso como “un jarabe saturado obtenido entre dos cristalizaciones o cocciones sucesivas en la fabricación del azúcar”. Aunque la Academia comprende que con la prohibición de utilizar el término se quieren evitar confusiones entre los consumidores, acto seguido se matiza que si la combinación de ambas palabras está consolidada, “ello significa que en la práctica no es en absoluto equívoca”.

 

Desde el 7 de febrero del año pasado el Cabildo ha venido realizando diversas gestiones con el fin de que la UE apruebe esta denominación, pero sin ningún resultado positivo hasta el momento. Por el contrario el último pronunciamiento del Ministerio y de la Comisión europea apuesta por evitar cualquier tipo de excepcionalidad, entre ellas la de miel de palma.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios