Revista nº 864
ISSN 1885-6039

El antiguo Resucitado del Hospital de Dolores y su posible recuperación.

Miércoles, 01 de Abril de 2015
José G. Rodríguez Escudero (Real Sociedad Cosmológica)
Publicado en el número 568

En 2014 se conmemoró el quinto centenario de la fundación del Hospital de Dolores de Santa Cruz de La Palma. Su primitiva ubicación fue en el solar donde luego se erigieron el Teatro Chico y La Recova. En 1842, tras la clausura del Convento de Santa Águeda, se trasladó el establecimiento benéfico a las actuales dependencias.

 

 

Su iglesia aún conserva un rico patrimonio artístico procedente del mencionado monasterio de las clarisas, así como del antiguo templo de la casa-hospital. En el catálogo se destacan imágenes como: Nuestra Señora de los Dolores (Amberes, siglo XVI), Santa Águeda (Sevilla, 1574), San José (México, 1770), San Lorenzo (1802), Inmaculada Concepción (1828), Santa Lucía (1673) o un Cristo Resucitado (siglo XVII). Existen otras piezas relevantes que conforman el tesoro de este recinto: un atril mexicano con incrustaciones de nácar y carey, un apostolado pintado sobre lienzo, un facistol y sillería de coro (siglo XVII), tres sillas de brazos para altar (1778), los antiguos altares de la Virgen de los Dolores (1752-1757) y de San José (1771-1777). Destaca sobremanera el extraordinario retablo mayor, ejecutado por Andrés del Rosario y Juan Fernández (1679-1697), pieza importante del barroco isleño.

 

 

En los últimos tiempos viene madurándose la idea de restaurar la imagen del mencionado Resucitado. Muy posiblemente se trata de una imagen sevillana de las primeras décadas del siglo XVII, según el inventario realizado el 30 de septiembre de 1836, con motivo de la supresión del cenobio. Es una imagen de talla completa y de valor artístico indudable. Además, se trata del único Resucitado de tamaño natural conservado en La Palma. Hoy en día recibe culto sobrevestido como un Sagrado Corazón en el primer altar del lado de la Epístola.

 

Son numerosísimas las tallas que, bajo esta iconografía, se encuentran puestas al culto público en diferentes oratorios. Recuérdese que en El Paso se reunieron excepcionalmente las dieciocho imágenes catalogadas de esta advocación cristológica localizadas en el territorio insular. El motivo fue el de una histórica exposición realizada en 1998. Una advocación muy querida y venerada que se introduce en la isla con energía y fortaleza a principios del siglo XX, décadas en la que se ejecutarían la mayoría de dichas efigies. De esta misma advocación, por ejemplo, hay dos imágenes más en la capital palmera: en la parroquia matriz de El Salvador y en el Real Santuario de Nuestra Señora de las Nieves.

 

 

No cabe duda de que se revelaría muy interesante, tanto desde un punto de vista artístico como devocional, la recuperación de la imagen del Resucitado en su estado original. La magnífica imagen es la única que existe de sus características en Santa Cruz de La Palma. En el Hospital de Dolores dispone su sede la Cofradía de La Piedad, fundada en 2003, y que ha proporcionado un gran impulso a nuestra Semana Santa. Aparte del propio valor que podría conllevar la restauración, la imagen podría ser empleada en el monumento del Jueves Santo y como broche de la Semana Mayor de la ciudad. Nada más bello y lógico que terminar la Semana Santa e iniciar la Pascua Florida con la procesión de un Señor Resucitado. Con esta demandada actuación, la imaginería pasionista de Santa Cruz de La Palma se coronaría con un Cristo Resucitado y no con un Yacente, como lo hace hoy en día.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Jueves, 16 de Abril de 2015 a las 12:12 pm - José Guillermo Rodríguez Escudero

#02 Muchas gracias, estimado Luis Miguel. Espero que así sea. Un fuerte abrazo

Sábado, 11 de Abril de 2015 a las 13:31 pm - Luis Miguel Pérez Castro

#01 Gran trabajo de investigación, que deberia ser reconocido por las autoridades competentes.