Revista nº 810
ISSN 1885-6039

El artista Juan Cabrera Cruz.

Viernes, 26 de Junio de 2015
Josevi de la Paz
Publicado en el número 580

Don Juan Cabrera Cruz, canario, nacido el 25 de abril de 1966 y que estudió Arte en las que entonces eran Escuelas de Arte y Oficios. Posteriormente ingresa en la Escuela de Lujan Pérez y actualmente se dedica a la enseñanza de la pintura.

 

 

En un día de hace mucho tiempo, que iba a disfrutar de una de mis pasiones, la fotografía artística, fui a una galería de arte del que ahora es un buen amigo y en el que se ofrecía una exposición colectiva, tanto esculturas como pinturas, como siempre cargado con mi cámara y mis ganas de observar diferentes estilos. Fue cuando me llamó la atención unas obras firmadas por el artista Juan Cabrera Cruz: quedé impactado de tan buen estilo de pintura, y me propuse investigar un poco más sobre el autor de esos cuadros tan buenos para mis ojos. Ahora y en colaboración con la revista digital BienMeSabe.org, se me ocurrió empezar, cómo no, haciéndole una entrevista a este artista, del que estaría encantadísimo de tener muchas de sus obras en mi propia casa.

 

 

Don Juan Cabrera Cruz, canario, nacido el 25 de abril de 1966 y que estudió Arte en las que entonces eran Escuelas de Arte y Oficios. Posteriormente ingresa en la Escuela de Lujan Pérez y actualmente se dedica a la enseñanza de la pintura.

• R: Sí, es una historia que uno ejerce, normalmente la pintura no es que te dé unas entradas fijas y más o menos concretas a lo largo del mes. No me desagrada el tema de la enseñanza, hasta donde yo puedo llegar, es una actividad que me enorgullece y me hace un poco más grande.

 

Don Juan, dígame: ¿cómo o cuáles fueron sus comienzos en el arte de la pintura?

• R: Yo de pequeño en vez de jugar tanto a la pelota, jugaba un poquito menos y dibujaba mucho y el dibujo es esencia de lo que crea el ser humano, ya que pienso que detrás de cada ser humano y cualquier obra de arte hay un pequeño dibujo. Un dibujo es la base de todo pensamiento humano, hay una imaginación, lo traduce y la mano lo ejecuta en una realidad, luego lo amplío hacia la pintura; no es ni superior ni inferior al dibujo, pero quizás la pintura lo completa más con colores, texturas, cosas que el dibujo es incapaz de realizar. Yo me recuerdo toda mi vida trabajando, dibujando... Pienso que la pintura y el dibujo han formado parte de mi vida siempre.

 

De entre todas las ramas del Arte que usted ha podido observar, ¿por qué el arte de la pintura y no otro tipo como por ejemplo la escultura, la orfebrería...?

• R: A mí me gusta desde realizar una casa hasta plantar un árbol y podarlo, pero es una buena pregunta... Para mí la pintura es más mágica, el ser humano de hace miles de años empezó con un palo, hizo un dibujo o un círculo en la tierra o en una cueva, que considero ancestral... Cuando ese hombre o mujer que pintó en esas cuevas, por ejemplo de Altamira, lo realizó desde la esencia íntima, esa persona no estuvo viendo cómo sus congéneres fueron a cazar un animal, sino desde su recuerdo o su memoria captó y realizó  lo que vivió. Yo creo que el dibujo y la pintura van implícitos en el ser humano.

 

 

¿Ha sido influenciado por algo en concreto o por alguien en particular en su estilo de pintura?

• R: Sí.  Se dice que robar en el arte está bien, copiar no. En pintura o escultura o la música..., hay que ser un gran ladrón, en el sentido metafórico del asunto y cada uno se tiene que dejar influenciar y comer de tus amigos y no amigos por no tener la oportunidad de conocerlos, de imágenes que te han llegado, visitas los museos... Desde Goya (sus pinturas negras, sus aquelarres), Diego Velázquez, muchísima gente alrededor mío, sobre todo de Francis Bacon, al que considero un pintor esencial, porque creo que en la pintura hay que ser libre o al menos poder conseguirlo, ya que para la creación hay que desnudarse y es por ello por lo que la figura de Francis Bacon me ha influido bastante.

 

A usted se le define como un artista realista, auténtico, incluso reflexivo. De entre todos los tipos de pintura que realiza, ¿con cuál es con el que se siente más identificado?

• R: A mí siempre me ha seducido el oficio de pintor, el saber pintar. Por concepto de realista, por lo que entendemos por Realismo, tendría que llamarse Naturalismo, creo que es más realista un grabado de Goya, puesto que narra la realidad de la esencia humana, a que se haga una pintura de paisaje y parezca una fotografía. Lo que a mí me gusta es la realidad de la humanidad, de mí, mis congéneres y la gente que me rodea, e intento desnudarme metafóricamente. A veces algunos necesitan concesiones en la que se caen a veces sin darse cuenta, podemos hablar incluso de un Expresionismo que sale más desde dentro, en el cual cada pintura se ve desde una realidad interior de cada persona. Reivindico la palabra pintor puesto que creo que, como Francis Bacon, se debe pintar desde su propia realidad interior.

 

A lo largo de su carrera profesional y artística, ha realizado varias exposiciones, incluso ha colaborado en diversas actividades benéficas. ¿Cree que su obra ha cambiado de una exposición a otra?

• R: La faceta evolutiva en tu vida evidentemente se nota, últimamente yo tengo serios conflictos conmigo mismo, porque sabes que lo que haces puede ser más o menos gustable, por la gente que te rodea, por tu público o seguidores: pero a la misma vez he hablado con compañeros de mi gremio y creo que cada uno tiene que liberarse de todo eso y volver a la conclusión de Francis Bacon, el de ser libre; para mí eso no es nada fácil. A niveles técnicos sí existe una evolución, pero en esencia es lo mismo. Hay tres cosas en la vida que se pueden hacer o pintar: lo que uno toca, lo que uno pisa y lo que uno es. Mi opinión es que en el arte está todo hecho, pero no desde Picasso o la época de los romanos, sino desde muchísimo antes. Nosotros lo nuevo que hacemos es mostrar nuestro propio lenguaje.

 

 

A lo largo de su experiencia profesional, que no es poca, ¿qué ha tenido que aprender para realizar mejor si cabe su trabajo? Como lo dicho anteriormente, robar arte no está mal hecho metafóricamente, pero ha tenido que aprender más de otras personas como para poder influenciarse también.

• R: Sí, uno no puede estar parado en sí mismo permanentemente, yo soy una persona joven en este mundo, se aprende bastante, pero no es una labor que se haga conscientemente, simplemente caminas, ves y surge.

 

En su última exposición en la Galería de la Molina, se ha podido apreciar en bastante de sus obras la figura de la mujer. ¿Ha querido tratar algún tema en concreto?

• R: Siempre tuve cierta curiosidad por el universo femenino, quizás porque no tengo hermanas (¡jaja!). En serio, me interesa el ser humano en general, sus sentimientos, la parte femenina y masculina que todos tenemos, muchas de mis obras son "andróginas", no queda claro si es un hombre o una mujer. Me interesa más el trasfondo de los sentimientos que transmite (en su mirada, en su gesto). Normalmente no utilizo modelos, trabajo desde mi memoria, con las sensaciones que tengo a lo mejor de un gesto o una mirada de alguien que vi en algún momento y me transmitió algo...

 

Como es sabido, el mundo del arte en Canarias es una profesión difícil. ¿En alguna ocasión ha pensado o está pensando llevar su arte a algún lugar con más "facilidad" para el arte?

• R: Siempre el pintor canario tiene algunos condicionantes, por ejemplo el tema del espacio. Claro que se piensa en exportar su arte, esto no deja de ser un tema en el que el pintor se expone al criterio de los demás, el expandirme. Por supuesto, es un tema que agrada. Existen obras mías en varios lugares del mundo, como en Alemania, Nueva York, Madrid. Por supuesto que me gustaría exponer con gran importancia y que no sea en una colectiva, pero claro, no es fácil para el pintor canario: existen varios inconvenientes. Pero mi opinión es que eso no te puede despistar de tu trabajo, lo que ocurra después ocurrirá, pero no puedo anteponer la expansión a la pintura, yo por ese lado estoy tranquilo.

 

 

Como sabe estamos desde hace años en tiempo de crisis. ¿Le ha afectado a Juan Cabrera Cruz este golpe?

• R:  Sí, claro que me afecta. Sí afecta el miedo de que las cosas no van bien económicamente, porque puede tocarte a ti, y desgraciadamente le ha tocado a familiares, a amigos y a mucha gente de mi entorno. La crisis también ha flirteado conmigo, vendes menos o vendes más.

 

Debido a la propia crisis y existiendo un sector de la población que igual le gusta el arte y no puede permitírselo económicamente, ¿cree que se hace arte para un grupo reducido de personas con nivel adquisitivo medio alto? ¿O según su criterio puede ser para todos los bolsillos por igual?

• R: Yo me he encontrado con gente con una supuesta formación grande, tiene un gusto maravilloso, y todo lo contrario; y he encontrado a gente con una formación x y sus gustos dan mucho que desear. El arte en sí mismo no deja de ser un producto de exclusividad, que el propietario de la obra, se siente así... de exclusivo. Pero existen formas de hacerse con obras de artistas que no están en esos circuitos tan exclusivos y esas personas puedan adquirir obras no solo por la exclusividad de la firma, sino que comprará una buena obra que es como debería de ser. Antiguamente el propietario no le daba más importancia a la firma del autor sino a la obra.

 

Alguna recomendación para todas aquellas personas que se inician en el mundo del arte de la pintura.

• R: Yo opino que se debería intentar buscar la libertad, la libertad creativa. Un profesor universitario le enseña a sus alumnos una serie de parámetros y todos los alumnos, a partir de ellos, realizan unos trabajos y se buscan un oficio, que lo malo es, si no lo cuida un poco, que todos los grandes y magníficos pintores y grandes dibujantes académicos se terminan pareciendo a todos los grandes pintores y dibujantes. Si se combina el oficio con la simple libertad creativa, pues sería la pócima mágica.

 

¿Hasta dónde quiere llegar Juan Cabrera Cruz?

• R: No se trata de llegar, yo intento estar cada día en el lugar y en el sitio, lo que ocurra a partir de ahí me tiene que dar más igual. Intento ser lo más libre posible, me pongo a pintar libremente y lo que tenga que pasar que pase, no para quedar bien ante nadie, sino para quedar muy bien conmigo mismo.

 

 

Don Juan, ¿cuál será su próxima exposición?

• R: Mi intención es tomarme las cosas con más calma, es posible que si me llamara alguien para exponer puede que lo haga, pero lo que a mí ahora mismo se me apetece es gozar y sufrir pintando y no plantearme mucho más allá del ahora. En estos últimos años creo que he claudicado bastante en cumplir los compromisos, pero ahora mismo me gustaría sufrir y gozar el ahora y no estar pensando en el mañana, poder pintar y disfrutar.

 

 

 

Una vez realizada la entrevista, mi conclusión es que he conocido a una grandísima persona, esa persona que me abrió sus puertas una vez le pedí que me permitiera hacerle una entrevista en mi nueva andadura de colaborador en este apartado dedicado al arte canario de la revista digital BienMeSabe.org. Para mí fue una gran oportunidad de conocer, mejor si cabe, tanto a un buen artista como a una persona que no dudó en ayudarme para que la propia entrevista me fuera la más cómoda posible. Sin duda Juan Cabrera Cruz es un artista para tener mucho en cuenta. Muchas gracias.

 

 

Vista la página del autor

https://www.facebook.com/groups/1509144946005414/

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Viernes, 26 de Junio de 2015 a las 09:55 am - Yolanda

#01 Tiene la virtud de romperme los esquemas. ¡Gracias maestro!

Décimas / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo