Revista nº 701
ISSN 1885-6039

Verode: cuatro décadas de culto a la identidad canaria.

Viernes, 10 de Marzo de 2017
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 669

Albores de 1977. Santa Cruz de Tenerife. Un conjunto de jóvenes amantes de la música y las tradiciones canarias da vida a un grupo musical que ha permanecido en activo nada menos que cuarenta años. Hablamos de Verode, a los que no faltó en ningún momento calidad artística y contenido social.

 

 

Ya el nombre es indicativo de su apego a la tierra, que toma de una planta autóctona que crece hasta en los más inhóspitos lugares de nuestra geografía, ejemplo de fortaleza y vitalidad. Este grupo de músicos y folcloristas hace suyas estas cualidades y permanece en el tiempo fiel a la tradición, a su tierra, a su identidad…

 

Los primeros tiempos fueron años de intensa actividad, preferentemente en barrios y lugares apartados de la patria chica. Los ciclos culturales en distintos municipios (Santa Cruz, La Laguna, Güímar, Los Realejos…), donde una combinación de teatro, poesía y música popular ponían su grano de arena en pro de una cultura incipiente, alejada de los canales de la industria en boga. Pero a esta actividad en espacios del pueblo llano no faltó en ningún momento calidad artística y contenido social, muy necesario en unos tiempos de profundos cambios en nuestra sociedad. Allí estaban los mejores cantautores del momento, lo músicos, los actores, los poetas, los rapsodas, y hasta los humoristas… Loable y meritoria labor también de los gestores culturales. Las iniciativas institucionales, siempre escasas, se compensaban con el entusiasmo y esfuerzo de estas personas y colectivos imprescindibles en el devenir de la cultura de las Islas. El Centro de la Cultura Popular Canaria es paradigma en este ámbito de actividad cultural-social de hondo compromiso y defensa de lo nuestro, pero con visión universal. Todo este mosaico de creación e interpretación contaba con aliados imprescindibles en el mundo de la prensa escrita y radio locales, e incluso en televisión.

 

Allí estaba Verode, activo, desinteresado, atento a todo evento e iniciativa promotora de los valores de la tierra. Las causas solidarias nunca faltaron en su agenda. Compartió escenario con los más punteros artistas y grupos del momento, pero también con los menos laureados, los más humildes… Porque la cultura popular de lo que menos presume, ciertamente, es de boato y oropel. Las grandes figuras del canto popular fueron compañeros de escenario de este grupo tinerfeño. Verode tomó buen ejemplo de ellos.

 

La labor de este grupo de música de la tierra fue muy conocida desde sus inicios, y así participó en numerosos programas de radio y televisión; eran momentos de esplendor del programa televisivo Tenderete con el gran Nanino Díaz Cutillas, un personaje de excepción. Las innumerables entrevistas y programa de radio… Radio Nacional de España en la calle San Martín de la capital chicharrera era lugar de frecuentes visitas de nuestros músicos. Allí se dio cuenta del sonido de Verode en sus primeros y posteriores andares. Igualmente, en el programa Parranda canaria de Radio Club Tenerife. Pero también en las demás emisoras de ámbito local.

 

Los primeros discos de Verode se registraron con la discográfica Aries, de Pepe Fernández, un empresario y adalid de la música al mismo tiempo. Su labor debe reconocerse. Grabó todo lo “grabable” en aquellos momentos, desde Valentina la de Sabinosa hasta murgas, rondallas, comparsas del Carnaval; y desde luego todos los grupos de música tradicional y solistas existentes; y siempre atento a la aparición de nuevas agrupaciones de música canaria. Allí realizó Verode sus dos primeros discos en formatos LP y cassette: De las Islas y Ser canario. Años más tarde, otra producción hizo con el mismo sello: Coplas. También con el sello de Gran Canaria Discán publicó Verode al menos cuatro discos, en vinilo y en formato CD, posteriormente. Sus producciones más recientes lo han sido con el Centro de la Cultura Popular Canaria, entidad que dispone de la más amplia colección de discos de música de las Islas.

 

La discografía ha abarcado con amplitud el cancionero canario en distintas facetas: las canciones infantiles, la música de Navidad, la décima, la poesía de los vates contemporáneos, la canción canaria -con sus autores e intérpretes-, la música de emigración (habaneras, puntos, boleros…); y los cantos pilares de la tradición. Siempre con un afán conservador y renovador a un tiempo, aportando nuevas letras alusivas a los más diversos aspectos de nuestro acontecer, pero sin perder un ápice de su sabor a la tierra y señas de identidad. Lo mismo en la música, con nuevas melodías, pero con sonoridad a lo ancestral, a lo propio, a todo lo interiorizado en el corazón del canario. Nuevas estrofas, nuevas melodías pero con esencia y sabor tradicional; como si hubieran estado siempre ahí… Los estilos interpretativos de sus instrumentistas, coros y voces solistas, siempre respetuosos con las más arraigadas costumbres. Cualquier nuevo giro, variación o innovación.., no altera el sustrato, el fundamento del toque y canto canarios. Los instrumentos de percusión (tambores, chácaras, flautas…) siempre presentes en sus piezas, como muestra de reconocimiento a tocadores y cultores de arraigado sello isleño.

 

En su haber discográfico tenemos títulos como El parrandero, Lo nuestro, Coplas, Cancionero infantil, Cantares, Homenaje a la canción canaria, Estampas sonoras, Símbolos. Sabor a tradición, Misa isleña... Un total de diecisiete registros, y actualmente otro en proceso de grabación, Simiente.

 

Qué decir de los numerosos conciertos de Verode en los principales teatros de las Islas... En el Teatro Guimerá han sido diversos, incluidos los de presentación de sus dos primeros discos. En el Pérez Galdós de Las Palmas, en el Leal de La Laguna, incluso antes de su prolongado cierre y posterior remodelación. En uno de ellos, en homenaje a Rafael Alberti; en reconocimiento a José Castellano, el humorista que representaba los Cuentos famosos de Pepe Monagas; en la Sala Teobaldo Power de La Orotava, con Los Huaracheros y otros artistas del momento; en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna (uno de ellos en homenaje de Los Verga de La Esperanza); en muchos puntos de Canarias, en sus fiestas más afamadas, pero también en las de menos renombre.

 

 

En los últimos tiempos ha producido espectáculos en solitario, o ha contado con la colaboración de otros destacados valores del canto canario, con lemas tan sugerentes como Esencias de lo nuestro, Solera, De cara a la maresía, Simiente de clavellinas, Es tiempo de Navidad... Entre los invitados a estas representaciones destacamos la voces femeninas de Olga Benavente, Miriam Jiménez, Ana Mesa, María Padilla, Mary Carmen González..; el requintista Emillio Negrín; y el incomparable Chago Melián, todo un emblema entre nuestros mejores cantantes. Para estos actos ha contado con la intervención de destacados presentadores: Pepe Marrero, Joam Walo, María del Pino Fuentes, Cándido López...

 

Conciertos fuera de las Islas también engrosan su historial. La casas canarias en tierras peninsulares (Sevilla, Madrid, Valladolid, Valencia, Zaragoza…) son lugares donde Verode ha llevado el mensaje musical y solidario de nuestras gentes. No ha faltado su presencia en tierras de emigración; las distintas sedes de la Asociación canario-cubana “Leonor Pérez” son testigos de su presencia en la patria de Martí.

 

Ahora, cumpliendo ya cuatro décadas desde su fundación en la capital tinerfeña, Verode afronta con ilusión sus más inmediatas apariciones públicas. El programa de televisión Noche de Taifas; la semana cultural Ariferint, en La Cuesta, donde será objeto de un homenaje por su trayectoria; un concierto en el Círculo de Amistad XII de Enero, donde es habitual su presencia, año tras año; y sendos conciertos en el Guimerá y el Leal lagunero como actos principales de celebración de su aniversario, componen su agenda más inmediata. Al mismo tiempo que se apresta a la preparación de un remozado repertorio de piezas inspiradas en la más significada tradición de las Islas. Títulos como “Acervo”, “Rincones chicharreros”, “Aires de Geneto”, “Rinconcito costero”, “Jolgorio romero”, “Señas de la tierra mía”, “Fervor lagunero” o “El corsario Amaro Pargo” son parte de la nómina de nuevas canciones para el programa de actuaciones de los próximos meses.

 

En fin, quedémonos con el notable hecho de la permanencia de Verode, durante más de cuarenta años, ininterrumpidos, en el panorama de la música popular de Canarias. Una loable labor, un tesón y una valía que merecen ser  reconocidos. Felicitaciones a Verode por este cuarenta cumpleaños; que coseche éxitos, y desearle mucha suerte y energía para afrontar los tiempos presentes y los venideros.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios