Revista nº 705
ISSN 1885-6039

Sobre la prohibición de la bandera de siete estrellas verdes en los campos de fútbol.

Lunes, 06 de Noviembre de 2017
Grupo de Opinión Siete Estrellas Verdes
Publicado en el número 704

No debe permitirse la prohibición de la Bandera de las Siete Estrellas Verdes en el Heliodoro Rodríguez López: ello atenta contra el Derecho Fundamental a la libertad de expresión.

 

 

Queremos pronunciarnos ante la polémica desatada ante las noticias, primero, de que se había prohibido portar la bandera de las Siete Estrellas Verdes en el estadio de fútbol Heliodoro Rodríguez López durante los partidos del CD Tenerife, y segundo, de que en el partido del pasado domingo 29 de octubre se procedió por parte de la Policía Nacional a la identificación de los aficionados que portaban la enseña canaria.

 

Debemos señalar que ya en la final de la Copa del Rey 2016 se provocó una tormenta política y social con motivo de la decisión de la Delegación del Gobierno de Madrid de prohibir las esteladas en dicha final, basando la Delegación del Gobierno su prohibición en la Ley del Deporte de 2007, que establece que no se puede acceder a recintos deportivos con banderas o símbolos “que inciten a la violencia o al terrorismo o que incluyan mensajes de carácter racista, xenófobo o intolerante”.

 

Esta polémica fue rotundamente resuelta por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo n.º 11 de Madrid, que señaló que no está probado “en ningún caso” que la estelada tenga estos efectos (y mucho menos, entonces, la bandera canaria).

 

“Como manifestación de una ideología política o creencia no se justifica en qué medida infringe el orden jurídico existente y en qué medida pudiera seguirse perturbación grave de los intereses generales”, adviertió el juez. Según el magistrado de Madrid, las esteladas no son un símbolo de odio o violencia sino “una mera manifestación de la libertad ideológica y del derecho a difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, recogido y protegido en el artículo 20.1 de la Constitución.

 

“Más bien la actuación de la Administración genera un daño al recurrente por cuanto le impide, de forma pacífica, manifestar y expresar su ideología política con la exhibición de la bandera estelada, sin que concurran razones y motivos con la entidad suficiente como para poder restringir el uso de un derecho fundamental”, sostiene el Auto, que incluyó un alegato a favor de la convivencia y del pluralismo: “El valor del pluralismo político comporta la libertad para pensar, expresarse y participar o no participar en los procesos políticos en condiciones de transparencia e igualdad con los demás actores políticos, y en la medida en que la democracia implica pluralismo, ampara la discrepancia y las formas en las que ésta pueda manifestarse, siempre que esa expresión sea, a su vez, respetuosa con los derechos de los demás”.

 

Debemos recalcar que es la propia Constitución Española la que protege (como no podía ser de otra manera, pues de lo contrario estaríamos bajo una dictadura) las ideologías que van incluso en su contra y que estas se puedan expresar libremente.

 

La bandera nacional canaria o bandera de las Siete Estrellas Verdes, nacida como símbolo independentista y claro símbolo de canariedad, es hoy un consagrado símbolo de movimientos sociales y de reivindicación de las luchas que la sociedad canaria ha realizado en las últimas décadas. Es en la actualidad la bandera que asumen formaciones con representación parlamentaria tan dispares como las nacionalistas Coalición Canaria, Partido Nacionalista Canario, Agrupación Herreña Independiente, Nueva Canarias o incluso estatales como Izquierda Unida Canaria o Podemos Canarias, formaciones a las que se les debe reclamar defiendan públicamente y por las vías legales el uso de la bandera de las Siete Estrellas Verdes y de las personas que libremente elijan portarla en los estadios deportivos o en cualquier lugar público.

 

Animamos, igualmente, a cualquier persona que reciba cualquier tipo de sanción por portar la bandera de las Siete Estrellas Verdes a que utilice los medios legales pertinentes para combatir contra dicha actuación, absolutamente contraria a los valores de una sociedad democrática que se precie. Si es necesario, desde este Grupo de Opinión se recomendaría a la persona que lo necesitase los profesionales jurídicos necesarios.

 

Finalmente, queremos acabar este texto lamentando que, con ocasión de la crisis catalana, desde algunas Administraciones o instituciones se intente aprovechar para coartar la libertad que precisamente desde estas instituciones deberían defender sin depender de los vaivenes políticos. Es muy triste para todos nosotros que se repita la misma polémica con la bandera que nos identifica que ya se produjo en enero de 2016 en partidos de la UD Las Palmas, afortunadamente superada.

 

Grupo de Opinión Siete Estrellas Verdes
http://sieteestrellasverdes.tk/
info.sieteestrellasverdes@gmail.com

 

 

Comentarios
Lunes, 06 de Noviembre de 2017 a las 18:43 pm - Bentayga-7

#01 Buen artículo, pero dudo que en el estadio de la UD Las Palmas, del Mensajero o del futbol femenino, este superada la represión de la bandera nacional canaria.