Revista nº 757
ISSN 1885-6039

Alcachofa.

Viernes, 29 de Junio de 2018
Jorge Cruz
Publicado en el número 737

La actividad terapéutica de las hojas de alcachofera mejora los síntomas clínicos de la dispepsia, irritación gástrica, afecciones del conducto biliar, estreñimiento; también contribuye en la disminución de los parámetros de las concentraciones de colesterol total, colesterol LDL, y triglicéridos, con aumento de las HDL.

 

 

Cynara scolymus L.

Cynara cardunculus L. var. ferocíssima Loewe = Alcachofa silvestre. 
                                                                               
NOMBRE-s VULGAR-es: Alcachofera.

FAMILIA:  ASTERACEAE

 

Algo de la historia de la planta.

Su utilización medicinal parte desde el siglo XVI cuando comienzan a conocerse sus propiedades para el tratamiento de las enfermedades del hígado y de la vesícula biliar; también se la ha considerado, sin confirmación posterior, como una planta estimulante del apetito sexual. “Cómense crudas, o asadas con aceite y sal; o rebozadas y fritas, o en fricasé. Sus flores tienen la virtud de cuajar la leche” (Viera y Clavijo, José de. 2004).

 

Descripción.

Planta herbácea de hasta 1,5 m. de altura. Las hojas son grandes, segmentadas, de color verde, en sus márgenes presentan espinas amarillentas. El tallo es grueso y acanalado. Las cabezuelas florales son de color azul violáceo, en la base de las cuales se encuentra la parte comestible.

 

Origen y ecología.

Cynara cardunculus es originaria de Etiopía desde donde se extiende a la zona mediterránea. Introducida. Naturalizada. No amenazada. Cynara scolymus se trata de una hibridación de alcachofas silvestre realizada al parecer por agricultores italianos en el siglo XV. Introducida. Cultivada. No amenazada.

 

Localización.

La variedad doméstica (Cynara scolymus) no se encuentra naturalizada. Cultivada propia de países mediterráneos. En Canarias, en cualquier lugar donde se le den los cuidados agrobiológicos necesarios. La variedad silvestre (Cynara cardunculus) es bastante abundante en Canarias: L, F, C, T, P, G, H; se la encuentra en escombreras, huertas abandonadas y bordes de caminos o carreteras.

 

Parte utilizada.

Las hojas basales, sobre todo del primer año, constituyen la parte medicinal o droga vegetal. La parte comestible es el “corazón” de la alcachofa, en la base de las brácteas que rodean la flor.

 

Principios activos fundamentales.

Cynara scolymus

. Lactonas sesquiterpénicas: cinaropicrina y derivados.
. Ácidos fenólicos: cafeico, clorogénico, cinarina.
. Flavonoides: flaconas como apigenina, heterósidos de luteol como escolinósido.
. Ácidos orgánicos: láctico, fumárico, glicérico, cítrico.
. Aceites esenciales.
. Fitosteroles: fitosterol, estigmasterol.
. Triterpenos: taraxasterol.
. Taninos.
. Glúcidos: inulina, mucílagos, pectina, azúcares.
. Sales minerales: de potasio, de magnesio, de calcio.
. Vitaminas A, B2, C.

(*) A la variedad silvestre (Cynara cardunculus) se le puede suponer similar composición en principios activos y virtudes terapéuticas.

 

 

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

. Derivadas de la experiencia de  uso tradicional

Según la tradición popular la alcachofera es útil como diurética, como hipoglucemiante, hipocolesterolemiante, favorece la secreción de bilis en la vesícula y hepatoprotectora.

 

. Según el contenido en principios activos o ensayos farmacológicos

Se han documentado pruebas farmacológicas de los principios activos, fundamentalmente cinarina y flavonoides, pero también otros, que determinan la utilidad terapéutica de esta planta como: hipotrigliceremiante, hipocolesterolémica, colerética, antioxidante y hepatoprotectora.

 

. Derivadas de ensayos clínicos

Diversos estudios clínicos han demostrado la actividad terapéutica de las hojas de alcachofera en cuanto a mejoría de síntomas clínicos como dispepsia, irritación gástrica, afecciones del conducto biliar, estreñimiento; también mejorías significativas con disminución en los parámetros de las concentraciones de colesterol total, colesterol LDL, y triglicéridos, con aumento de las HDL. (Barnes, Joanne. Anderson, Linda A. y Phillipson, J. David.  2004).

 

. Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

La Sociedad Cooperativa Europea en Fitoterapia (ESCOP) y/o la Comisión E del Ministerio de Salud alemán y/o la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran indicaciones válidas de esta planta: en los trastornos hepatobiliares, para el tratamiento de la dispepsia, como coadyuvante en el tratamiento de la hipercolesterolemia.

 

Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones.

En las pruebas clínicas las hojas de alcachofera o sus preparados han mostrado una muy buena tolerancia. Está contraindicada sin embargo en casos de obstrucción de los conductos biliares. También la presencia en su composición de lactonas sesquiterpénicas puede desencadenar dermatitis por contacto en personas sensibles a cualquier planta de la familia de las Asteraceae. Precaución durante el embarazo y con los niños menores; no administrar a la madre lactante por los principios amargos.

 

Dosis y forma de administración.

Infusión al 3%, o 30 grs. de hojas frescas para un litro de agua, o aproximadamente una cucharada sopera de 10 mls. = 10 grs.; para una taza de agua de 150 mls. Verter el agua hirviendo sobre la planta, dejar reposar tapada durante 5 a 10 mins., filtrar y tomar. Tres veces al día.

 

Ejemplos de utilización.

Infusión para el colesterol elevado

. Hojas de alcachofa, 30 grs.
. Hojas y sumidades de alfalfa, 30 grs.
. Corteza de naranjo amargo, 30 grs.
. Frutos de anís verde, 10 grs.

Preparar una infusión con una cucharada de las de sopa = 10 mls. = 5 grs., de la mezcla para una taza de agua. Verter agua hirviendo sobre las plantas en una taza de agua de 150 mls.; dejar reposar tapada por 5 mins. y filtrar. Tomar tres veces al día.

 

 

 

Más de 100 Plantas Medicinales en Medicina Popular Canaria

 

 

Edita: Obra Social de La Caja de Canarias.

 

Objetivo: Armonización de la sabiduría popular transmitida por los antiguos yerberos con los conocimientos científicos más actuales para el aprovechamiento de las plantas medicinales como recurso natural de prevención y mantenimiento de la salud, y como patrimonio irrenunciable de nuestras islas.

 

Contenido: Estudios Monográficos de 134 plantas medicinales de uso popular en Canarias y 700 páginas con más de 400 fotografías a color. Historia. Descripción. Plantas endémicas. Principios activos. Propiedades terapéuticas. Formas de preparación y dosificación. Efectos secundarios o contraindicaciones, etc.

     El libro se ha publicado en versión digital en la página del autor.

 

Autor: S. Jorge Cruz Suárez.

Licenciado en Medicina y Cirugía.
Máster universitario en Medicina Naturista.
Máster universitario en Fitoterapia.
Máster universitario en Educación para la Salud.

 

 

Contacto: www.biodrago.com o informacion@biodrago.com

 

Visita el Facebook de Jorge Cruz

 

 

 

Más Plantas Medicinales Canarias

 

 

Comentarios