Revista nº 923
ISSN 1885-6039

Sala dedicada a la cartografía y navegación

Martes, 07 de Diciembre de 2021
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 917

La Orotava contará con el museo de los viajeros científicos y expediciones de los siglos XVIII y XIX

La Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia (FUNDORO) ha emprendido numerosos proyectos y actividades encaminadas a cumplir su fin fundacional: la promoción y divulgación de los estudios relacionados con la Historia de la Ciencia, especialmente de aquellos directamente vinculados con Canarias. Dentro de las temáticas abordadas se encuentra el estudio de las expediciones científicas que pasaron por el Archipiélago Canario en los siglos XVIII y XIX. Para llevar a cabo ese proyecto se firmó un convenio de colaboración con el Instituto Max Planck de Historia de la Ciencia de Berlín en el año 2004, que proporcionó la tecnología necesaria para iniciar una labor de digitalización de documentación histórica relacionada con el mundo de los viajeros científicos. Fruto de aquella colaboración nació el proyecto ‘Humboldt’, que más tarde se convirtió en el proyecto ECHO y, finalmente, en el proyecto de Digitalización de Documentación Científica. FUNDORO recopiló muchísima información que ha tratado de poner al servicio de la comunidad a través de exposiciones, publicaciones o de la creación de una página web, desde la que se pueden bajar muchos de esos documentos digitalizados. En este momento se da un paso más en la divulgación de la historia de los viajes científicos a nuestro archipiélago y, para ello, se crea la Colección Museográfica Las Expediciones y los Viajeros Científicos en Canarias en los siglos XVIII y XIX.

 

La iniciativa contempla la creación de diferentes módulos temáticos que se denominan “Rincones”: de cartografía y navegación; botánica y zoología; geografía y paisaje; astronomía y geología y vulcanología. Así, el principal objetivo de la Colección Museográfica es recrear el contexto sociocultural que se encontraron los viajeros al llegar al archipiélago canario. Cada “Rincón” consta de objetos, textos, imágenes, vídeos y paneles explicativos. El proyecto se desarrollará por fases hasta el 2023.

 

En estos días se ha abierto la primera sala o “rincón” dedicado a la cartografía y navegación, un espacio que se ha bautizado Sala Louis Feuillée, en honor del experto viajero francés que, por iniciativa de la Academia de Ciencias de París, marcó el comienzo de la exploración de la naturaleza insular. Esta sala te traslada a los barcos y camarotes del siglo XVIII.

 

La sala Louis Feuillée está abierta al público los martes y jueves de 12.00 a 13.00 horas, aunque se prevé ampliar el horario en los próximos días y abrir todos los días de 9.00 a 13.00 horas. “Hay que tener en cuenta que el espacio presentado es sólo una parte de la Colección Museográfica, actualmente en construcción, y que permite dar un salto cualitativo a la entidad en su amplia oferta de actividades, apunta el director Miguel Ángel González Expósito.

 

El alcalde Francisco Linares valora que con esta nueva sala la Villa cuenta ya con cinco museos. En esta línea, valoró este nuevo proyecto “que nace con la intención de seguir creciendo”, y aseguró que es “singular y único en Canarias, por lo que es todo un referente, y una verdadera aula didáctica”. Por lo que invita  que la visiten los centros escolares y las familias. “Se convierte en un espacio de obligada visita en pleno centro urbano”, apuntó.

 

Louis Feuillée (1660-1732) era un religioso de la orden de los mínimos con formación botánica y astronómica que fue enviado a Canarias para fijar con certeza la posición de la isla de El Hierro y para determinar la diferencia de longitud entre dicha isla y el Observatorio de París. Se trataba de fijar la posición del llamado meridiano cero o primer meridiano, referencia indispensable para los geógrafos a la hora de medir longitudes. Feuillée llegó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el 23 de junio de 1724, en su estancia en la isla midió la altura del Teide y se animó a realizar su ascensión, a pesar de su avanzada edad (64 años). Llegó a El Hierro el 12 de agosto de 1724 tras una breve escala en La Palma, de regreso a Tenerife, el barco se detuvo en La Gomera y el 23 de agosto llegó al puerto de Garachico. Las investigaciones de Feulliée en las Islas comprendieron igualmente la botánica y la zoología.

Comentarios