Revista n.º 1045 / ISSN 1885-6039

Literatura Canaria

Por sí o por no, palmito no.

Martes, 17 de agosto de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Se trata de una historieta oída hace cerca de setenta años en un concreto pago majorero, y que hemos descubierto en las páginas de un diario dejado a medio escribir por un antiguo y anónimo residente en Fuerteventura. Dice así...

Detalle de una foto de Paul Merwart, en la FEDAC, de unos sepultureros majoreros con el muerto en un camello.

Unamuno, Domingo Rivero y otras cosas.

Jueves, 8 de julio de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Unamuno estuvo, pues, en la finca familiar de El Monte, en el lugar de Los Hoyos, el lunes 18 de julio de 1910, un día antes de su regreso a la Península. La invitación y aceptación de la visita se debía a la amistad de Juan Rivero del Castillo, hijo de Domingo Rivero.

Detalle del rostro de la escultura de dedicada a Unamuno en Fuerteventura.

Miguel Sarmiento-Carmen Laforet. Una coincidencia.

Martes, 15 de junio de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Sería ya demasiada casualidad que el número de la casa de los abuelos de Carmen Laforet coincidiera, al pasar tanto tiempo y operarse tantos cambios en la Ciudad Condal, con el de la pensión desde donde Sarmiento, 23 años antes, escribiera su carta desesperanzada.

La escritora Carmen Laforet.

Gabriel Miró. Publicación de su Epistolario. Algunas notas sobre la presencia de amigos canarios.

Viernes, 2 de abril de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Alonso Quesada es citado en numerosas cartas enviadas a otros destinatarios distintos a él. Es que Miró se erigió en una especie de defensor de la obra del escritor canario ante las instancias que tenía más cerca. Así lo vemos abogando por su amigo lejano, a quien, por lo demás, nunca conocería personalmente.

Portada del Epistolario de Gabriel Miró.

Dos retratos de Domingo Rivero.

Viernes, 19 de febrero de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Fíjese el lector en que Ángel Guerra califica lo expresado por el poeta como “filosofia”. La vena pensadora le venía a Rivero quizás por su propio carácter. No hay, creo, que acudir a la lectura de Unamuno (en esta época casi un desconocido), como apunta Valbuena Prat, al caracterizar su poesía en un párrafo introductorio del discurso inaugural del curso de la Universidad de La Laguna en 1926. Cuando Unamuno llega proponiendo sus ideas, ya estaba Rivero en el camino.

Domingo Rivero en una edad mediana de su vida.

Un escrito de Miguel Sarmiento sobre don Benito Pérez Galdós.

Lunes, 4 de enero de 2010
Antonio Henríquez Jiménez

Hoy traigo a la consideración de los lectores otro texto de Miguel Sarmiento Salom de 1917 en el que se refiere al novelista Benito Pérez Galdós. El motivo de traerlo ahora de nuevo a la luz no es otro que conmemorar el 90 aniversario de la muerte de don Benito y dar otra luz, en lo posible, a algunas de las medias verdades que circulan sobre la biografía del escritor canario.

Benito Pérez Galdós.

Miguel Sarmiento escribe sobre el pintor Pablo Ruiz Picasso.

Viernes, 30 de octubre de 2009
Antonio Henríquez Jiménez

El carácter franco y abierto de Miguel Sarmiento queda patente en el modo de expresar sus opiniones con respecto al pintor. Sus amigos Agustín Millares Carlo, o Rafael Romero, comentaban su risa estruendosa y desinhibida. Recuerdo al lector que Miguel Sarmiento, además de finísimo escritor y crítico, era también un excelente dibujante. En la prensa de la época se pueden ver sus ilustraciones y retratos.

Detalle de un dibujo de Miguel Sarmiento.

“A don Quijote”, de Domingo Rivero. Alguna nota sobre sus primeras apariciones en medios de comunicación, y sobre dos publicaciones en libro.

Viernes, 18 de septiembre de 2009
Antonio Henríquez Jiménez

Don Domingo Rivero “tiene el honor de despreciar la gloria”, como Campoamor; pero, ¿quién no conoce sus extraordinarios méritos de hombre intelectual? Algún día, tal vez pronto, tendremos el gusto de ponerlos de relieve, aunque se agravie su modestia.

Domingo Rivero en un retrato de Antonio Padrón.

Afrodita inmortal. Al conquistador. Dos textos de Ángel Guerra.

Jueves, 14 de mayo de 2009
Antonio Henríquez Jiménez

Hoy presento a los lectores un texto en prosa de Ángel Guerra y otro en verso, ambos curiosísimos; el primero por su temática y el segundo porque su obra en verso apenas se conoce. Completo estos rescates con dos versiones de un poema que le dedicó Juan Ramón Jiménez. Ángel Guerra, como todos saben, es el pseudónimo galdosiano que emplea el escritor lanzaroteño José Betancort Cabrera. Presento un escrito que no he visto rescatara en libro, como tantos otros, y que considero interesante por la temática del mismo: el lesbianismo. Para la época, presentar el tema de la manera como Ángel Guerra lo hace era una auténtica rareza.

El escritor Ángel Guerra.

En desagravio de un poeta de Agulo, Pedro Béthencourt.

Domingo, 22 de marzo de 2009
Antonio Henríquez Jiménez

En el artículo notarán los lectores cierta precipitación, mucha vehemencia y alguna opinión peregrina. Andrés González-Blanco tenía fama en su época de “sabihondo”, como lo calificó Jorge Luis Borges (también decía de él que era “el Menéndez Pelayo en agraz”), escritor, a vuela pluma, a lo que saliera.

Retrato del poeta gomero de Agulo Pedro Bethencourt.

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.