Revista nº 546
ISSN 1885-6039

¡¡Siguen los azotes en la Casa de Caifas!!

Lunes, 22 de Enero de 2007
Diego García Soto
Publicado en el número 141

La capacidad de aguante de uno, en ocasiones, se ve desbordada por la magnitud de la injusticia. Y este es mi caso en el día de hoy. ¡Señoras y señores, estoy francamente enfadado! Verán y entenderán mis motivos porque el caso que traigo a estas páginas de BienMeSabe tiene tela. Una vez más, los olvidos intencionados han hecho nuevamente su aparición. Esta vez, de la mano del Centro de la Cultura Popular Canaria y su publicación “El Álbum de Oro de la Música Canaria”.


Así, tan expresivamente bíblico, definía un querido amigo, compañero en las tareas radiofónicas, ya desaparecido, las injusticias de cualquier índole que llegaban a sus oídos. Uno, que entonces tenía una buena dosis de paciencia, escuchaba atentamente sus acertadas conclusiones que siempre rubricaba con la susodicha frase y con gesto de viejo y cansado profesor mirando por encima de unas gruesas gafas que hacían un difícil ejercicio de equilibrio sobre la punta de su nariz. Y yo entendía sus “cabreos” aunque, a veces, para restar importancia al asunto, le daba una palmadita en la espalda al tiempo que le decía: ¡Pero hombre, no cojas lucha!.

Hoy, entiendo perfectamente aquellos enfados porque la capacidad de aguante de uno, en ocasiones, se ve desbordada por la magnitud de la injusticia. Y este es mi caso en el día de hoy. ¡Señoras y señores, estoy francamente enfadado! Verán y entenderán mis motivos porque el caso que traigo a estas páginas de BienMeSabe tiene tela. Una vez más, los olvidos intencionados han hecho nuevamente su aparición. Esta vez, de la mano del Centro de la Cultura Popular Canaria y su publicación El Álbum de Oro de la Música Canaria que, según reza la nota remitida a los medios informativos, vio la luz a finales del pasado mes de diciembre. He de manifestar a los lectores que en el Centro tengo buenos amigos con los que he colaborado en algún que otro proyecto. Sin embargo, ello no es óbice para que, cuando se haga necesario, pueda propinarles un justificado buen tirón de orejas, sin reprimirme ni un milímetro. Ni siquiera para coger resuello, fíjense. Y sobre todo, cuando los hechos están relacionados con nuestra historia musical y nuestro patrimonio sonoro, que denotan olvidos malintencionados en su exposición.

El caso es que en este trabajo, compuesto de libro más 4 Cd´s, eso sí, primorosamente editado, está ausente el grupo pionero y más representativo, por muchos años, de nuestro acervo musical como son LOS HUARACHEROS que, a día de hoy, aún continúan en la brecha, pese a quien pese. Y tengo por seguro que le pesará a unos cuantos. Y vuelvo a insistir en lo que ya planteaba en un artículo anterior cuando me refería a los olvidos, sospechosamente frecuentes, de algunos de nuestros valores en publicaciones dedicadas a resaltar tanto a autores como a intérpretes de nuestros aires vernáculos y, como derivación, a la canción popular canaria.

Pero… ¿por qué ese empeño en borrar de la historia de nuestro folclore al grupo que más prestigio dio a nuestras Islas tanto en la Península como fuera de sus fronteras desde que se fundara allá por el año de 1942? Voy a refrescarles la memoria a nuestros amigos. Las primeras actuaciones del emblemático conjunto canario son anteriores a la fundación del legendario trío LOS PANCHOS y que desde ese momento, 1942, comienzan sus giras peninsulares que culminan con las primeras grabaciones en Madrid. ¿Seguimos hablando de viajes? LOS HUARACHEROS cruzaron el Charco rumbo a América en los albores de 1957. En una tournée que duró casi un año, visitaron Cuba, Venezuela, Miami, Puerto Rico, Méjico y Colombia, lo que les valió el sobrenombre de Embajadores de la Canción Canaria. La labor humanitaria de LOS HUARACHEROS fue intensa en Cuba y Venezuela, actuando de manera desinteresada en centros hospitalarios, asilos y, en definitiva, en cualquier pueblo donde hubiese una colonia canaria, dejando con sus canciones un entrañable recuerdo del terruño. Pero, señores, hay más. Si nos atenemos al repertorio del conjunto hay que señalar la existencia de más de trescientas canciones originales de Diego García Cabrera y Antonio González Santamaría, algunas inéditas, y que sus trabajos discográficos están repartidos en ediciones aparecidas en España, Estados Unidos, Japón, Venezuela, Cuba, Puerto Rico, Italia o Francia y bajo sellos tan importantes como Columbia, Montilla, La Voz de su Amo, Canario, Milano, Barclay, Turpial, Movieplay, Zafiro, Pathé, Manzana, Latidos Music y Multitrack. Ese es el legado de mis queridos HUARACHEROS, los fundadores, los continuadores y los actuales componentes. Tengo todos sus discos, por si lo dudan. Ellos sí que dan vida a una verdadera historia de la canción popular canaria, sin olvidos malintencionados.



Posiblemente, el artículo del periodista Francisco Ayala publicado en el matutino EL DÍA, de fecha lunes 8 de enero, en su sección La Media Columna, nos haga reflexionar sobre la injusta e indisimulada fobia contra el grupo, además de la sospecha de que en este tinglado hay una mano negra. Y no es casualidad porque en la susodicha nota de prensa enviada a los medios informativos se nos dice: El Álbum de Oro de la Música Canaria permite comprobar la extraordinaria calidad y riqueza de la música del Archipiélago. Estas virtudes indiscutibles contrastan con la evidencia de no estar suficientemente valoradas, ni dentro ni fuera de Canarias, debido al escaso apoyo y difusión que se le ha dado. ¡Señoras y señores del CCPC! Una auténtica contradicción como la copa de un pino. Hay que hacer patria desde el propio Centro. Estoy plenamente de acuerdo con el Sr. Ayala y su artículo cuando constata que el trabajo ha sido cuidadoso, costoso y bellamente presentado, así como malévolamente redactado, por la ausencia aludida. Luego esa declaración de principio no se cumple. Y menos la finalidad o el destino de la obrita cuando se nos dice en la nota informativa: Por último queremos mostrar nuestro deseo de que El Álbum de Oro de la Música Canaria juegue también un papel determinante cara a enseñantes y comunicadores que deseen cumplir con esa responsabilidad, inherente a su profesión, de divulgar las señas de identidad de nuestra tierra.

Pues bien, amigos, el panorama que se vislumbra es de excepción. Si comenzamos a enseñar haciendo caso omiso al rigor que debe presidir todo trabajo histórico y pudiendo hacerlo no se hace, fobias y antipatías aparte, creo que la irresponsabilidad tiene un claro destinatario. Y no sólo es el productor de la obra el responsable de tal desaguisado sino que salpica, además, a las entidades oficiales que aportan los dineros, en este caso, la mayoría de los Cabildos y Ayuntamientos de las islas. Dineros públicos para una historia contada a medias.

Seguro que el coordinador del CCPC no tuvo en cuenta esas “virtudes indiscutibles” de LOS HUARACHEROS. De modo que, visto lo visto, aguardo con impaciencia contenida, si Dios quiere, el próximo Álbum de Platino de la Música Canaria. Quizá se subsane el error. Y es que, mis estimados amigos, la historia de nuestro folclore no es tan moldeable como muchos creen. 



Noticias Relacionadas
Comentarios
Lunes, 19 de Febrero de 2007 a las 00:28 am - Ramon Luis Garcia

#06 La gente ya no sabe que inventarse para intentar desprestigiar al CCPC, hablan de mano negra, de falta de rigor,de errores imperdonables... .Me gustaría que estas personas me nonbrasen a una sola institución pública o privada, que haya aportado tanto para la divulgación de la cultura en nuestra tierra. No se preocupen que no habra que sacar a los Huaracheros en el próximo álbum que saque el CCPC, por que resulta que ya está en el primero, La Gran Antología De La Música Popular Canaria.

Miércoles, 24 de Enero de 2007 a las 19:00 pm - Rosario de la Rosa

#05 No hay palabras para agradecer a Los Huaracheros, a los fundadores, a los continuadores, a los actuales , que dicho sea de paso son maravillosos músicos con el conocido estilo y voces de Los Huaracheros, en definitiva a esta bella tradición que oyeron mis abuelos, mis padres y que a mi me llena de emoción y de alegria, repito no hay palabras, para agradecer el legado de música, de poesía , de canto a la mujer canaria , a los pueblos de nuestras islas, en definitiva, uno de los mayores legados de canariedad que tenemos en el abanico de nuestras manifestaciones culturales, y digo tenemos pues siguen en la brecha ; por lo tanto me sumo a todos aquellos que sientan el ser canario/a como yo para que estos magníficos trovadores, padres de la canción canaria, sean reconocidos como tales y reciban con todo el honor posible, el Premio Canarias a una labor maravillosa en pro de lo aunténticamente nuestro. De esa forma se podría paliar el escaso reconocimiento que el mundillo de la canción canaria y más todavía los responsables de las cultura popular canaria han tenido para con Los Huaracheros.

Muchos saludos y gracias a esta página cargada de esa canariedad que tanto necesitamos y como no, una vez más a mis queridos Huaracheros para que sigan, hoy y siempre, deleitándonos con su maravillosa música por los escenarios de todas las islas.

Miércoles, 24 de Enero de 2007 a las 17:14 pm - Diego García Soto

#04 Gracias Benito por tu aclaración y por los buenos deseos para “Los Huaracheros”.

Efectivamente, hemos coincidido en varias ocasiones y siempre has manifestado tu apoyo a cualquier proyecto del cuarteto, lo que ya descarta la posibilidad de que hayas tenido que ver en este feo tinglado que ha dado al traste con la lógica presencia “huarachera” en la publicación del C.C.P.C. Pienso que, a estas alturas, cuando el digi-pack en cuestión ya está distribuido, no merece la pena andar buscando al responsable que olvidó que existe en la historia del folclore, de nuestra música popular, un grupo pionero que, a día de hoy, continúa manteniendo el testigo que dejaron sus fundadores. Lo que es obvio es que falló estrepitosamente la figura del coordinador entre quienes elaboraron los textos y no se siguió una cronología histórica o, si la hubo, la mano negra se encargó de arrancar la página que por derecho y méritos correspondía a “Los Huaracheros”. Y es que la evidencia de ese olvido puede que se encuentre en cualquier papelera, de no se qué sitio. Yo no encuentro la fórmula para reparar la ausencia en “El Álbum de Oro de la Música Canaria” de “Los Huaracheros”, amén de otros grupos o solistas que tienen los mismos derechos como autores y como intérpretes. Y es que, repito, el mal está andando desde el pasado diciembre. Nada más por el momento. Un fuerte abrazo para tí, mi estimado Benito, extensivo a nuestros dos contertulios de opinión: Rafael Pérez y Carlos.

Miércoles, 24 de Enero de 2007 a las 01:59 am - Benito Cabrera

#03 Pues mi opinión es bien simple. Estoy de acuerdo con que es un olvido notable, pero no se me acuse a mí del mismo. Se me pidió colaboración por parte del CCPC para redactar algunos comentarios de los temas elegidos y (como suelo hacer, sin dineros por medio y metiéndome mucha prisa), redacté algunos textos de un listado de temas que me pasaron. No tuve nada que ver en la selección de grupos ni de canciones ni sabía cuál era la selección definitiva porque -tal como se me comunicó- no sería yo el responsable de todos los comentarios, así que me limité a redactar lo que me pidieron, sin saber quiénes entraban y quiénes no en la selección final, que no conocí hasta que se editó el trabajo. Sé que otras personas como Maximiano Trapero y Elfidio Alonso son autores de otros comentarios, aunque desconozco si ellos aparecen o no en los créditos porque, sinceramente, no tengo ningún ejemplar y no lo he consultado.

Por descontado, opino que Los Huaracheros son un referente indispensable en la historia de la música hecha en Canarias y bien lo sabe así mi admirado y estimado Diego García, a quien he ofrecido mi entera disposición cuando me ha pedido alguna colaboración al respecto de recuperar la memoria de tan insigne grupo. Disposición que sigue en pie de forma incondicional.

He cometido (y seguiré comnentiendo, porque soy humano) muchos errores en mi vida, pero esta omisión nada tiene que ver conmigo ya que (repito) no me correspondió a mí la selección de los cortes que se incluyen en esta colección. Eso sí, no sé qué argumento tendrá la persona o personas que tuvieron que ver con dicha selección, pero me cuesta pensar que en el CCPC se actuara de mala fe o fuera un olvido intencionado con la idea de mancillar el nombre de nadie.

Pensemos entre todos qué podemos hacer para recuperar en justicia el papel que merecen Los Huaracheros en la memoria de nuestros jóvenes y pongámonos manos a la obra para rendir cumplido homenaje a un colectivo que merece todos nuestros elogios y recocimientos. Se me ocurre que, desde Bienmesabe.org igual se puede hacer una petición formal para otorgarles un merecido Premio Canarias. Con mi humilde aportación para lo que haga falta pueden contar.

Saludos cordiales.

Benito Cabrera

Martes, 23 de Enero de 2007 a las 20:15 pm - Carlos

#02 ¡Enhorabuena por el artículo!. es cierto, se hecha de menos, no solo al grupo más importante de la historia musical de Canarias, Los Huaracheros, sino además a otros muchos, supongo que alguna razón justificada debe tener el CCPC para \"olvidarse\". Justo es que el señor Benito Cabrera de su opinión al respecto.

Lunes, 22 de Enero de 2007 a las 20:40 pm - Rafael Pérez

#01 Felicidades por el artículo. Me pregunto y me gustaría saber la opinión de Benito Cabrera, asiduo y felicitado visitante de Bienmesabe.org, y autor del documento. Espero que lea este artículo y nos comente su versión al respecto.