Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Llegó el Dia de la Bajada de la Virgen de Los Reyes.

Domingo, 03 de Julio de 2005
Redacción Garoé
Publicado en el número 59

¿Si quieres leer todo lo publicado en torno a la Bajada? Redacción Garoé te lo ofrece.

LA OPINIÓN.

25.000 personas acompañaron a la Virgen
Foto
La imagen tardó más de diecisiete horas en recorrer el camino entre La Dehesa y Valverde

Emoción, magia, devoción religiosa, expresión de una seña de identidad cultural y popular que se ha mantenido viva durante más de 250 años. La Bajada de la Virgen de los Reyes se celebró ayer en El Hierro con la participación activa, festiva y respetuosa a la vez, de más de 25.000 personas, incluidos herreños llegados de las otras seis islas del Archipiélago, de la Península y del extranjero. Una explosión rítmica de sonido y una experiencia comunitaria que se saldó sin incidentes graves y sin tener que lamentar nada, ni siquiera el cansancio de veintiocho kilómetros de festiva caminata que comenzaron en La Dehesa a las seis de la mañana.

El Hierro ha vuelto a cumplir con el voto que los vecinos de toda la Isla y las autoridades hicieran en el año 1741 a la Madre Amada, con el que se comprometían a descender a la Señora "haya urgente necesidad o no", desde su santuario en La Dehesa hasta la Villa de Valverde, cada cuatro años, comenzando el primero en 1745.
Con una puntualidad exquisita, la Patrona de El Hierro, en su silla, fue levantada de su altar mayor de la ermita de La Dehesa (tras la misa celebrada a las 05:00 horas), a hombros de los pastores quienes se la entregaban a las autoridades de la Isla, en profundo silencio, acudir a la Piedra del Regidor donde pasó a manos de los bailarines de Sabinosa.
La imagen fue levantada de su altar mayor en la ermita de La Dehesa y con ella se inició la ansiada bajada a través de un hermoso camino de unos 28 kilómetros hasta la villa de la capital, donde se sucedió el incansable sonido de pitos, chácaras y tambores, que acompañaron junto con las danzas de bailarines a la excelsa patrona de El Hierro.
Tras una intensa caminata a través de los caminos de tierra y pasando por lugares como La Gorona, en El Gres, la Cruz de Los Humilladeros y la raya de Brito; la imagen llegaba a la Cruz de Los Reyes, donde se concentraban más de 25.000 personas en espera de poder disfrutar de la entrada de los diferentes pueblos de la Isla con sus santos patronos y la venia general de la Patrona por parte de los bailarines de la Isla.
Después de la típica tendida de manteles, la imagen retomaba el camino nuevamente y tras pasar por las rayas del Cepón, de La Llanía, La Mareta; la Cruz del Niño, Las Cuatro Esquinas, la de Tejegüete y Tiñor; la Patrona de los herreños llegaba a la iglesia Matriz de La Concepción de Valverde, dando por finalizada la fiesta más importante de los herreños.
La Bajada será sólo la antesala de unas fiestas que durarán algo más de un mes en el que la Virgen visitará a los pueblos de El Hierro y a los barrios de Valverde en un ambiente lleno de fe y devoción. El Cabildo de El Hierro ha preparado un extenso programa de actos culturales, folklóricos y recreativos que se extenderán a todos los caseríos de la Isla.
Ahora la Virgen permanecerá en Valverde durante el Novenario, hasta el próximo día 16 cuando se trasladará a El Mocanal, iniciando su largo paseo por todos los pueblos de la Isla, hasta el próximo 6 de agosto, fecha en la que regresará a su santuario en La Dehesa.
Cuatro años se han hecho largos pero la Bajada ha atraído a emigrantes retornados, turistas y un sinfín de medios de comunicación que quieren compartir con los herreños este evento. La Virgen de los Reyes es venerada en El Hierro desde 1546, cuando unos pastores la recibieron de manos del patrón de un velero que estuvo a punto de naufragar frente a las costas herreñas. Se las cambió por pan, queso y vino. Los pastores llevaron la imagen tierra adentro, hasta La Dehesa, y con el paso de los años, creció la devoción por la Virgen en toda la Isla.
En enero de 1741, en medio de una espantosa sequía, los romeros conducen a la Virgen de los Reyes a Valverde y empieza a caer la lluvia. Pocos días más tarde, el 29 de enero, se acuerda definitivamente que cada cuatro años se bajará a la Virgen como acto de devoción y agradecimiento. Una tradición cargada de señas de identidad que ayer hizo vibrar de nuevo a la Isla.


EL DÍA.

En La Dehesa, al alba, que "Viva la Virgen, viva"

DESDE PRIMERAS HORAS de la mañana, el ambiente destila recogimiento, silencio y un profundo fervor. Con los primeros destellos del alba, La Dehesa se va cubriendo de los colores irisados del amanecer, que arropan la ermita de la Sagrada Virgen de Los Reyes. La imagen asoma, escoltada por cuatro pastores, después de haberse celebrado la Eucaristía, y a la puerta de la ermita la recogen las autoridades, que se encargan de trasladarla en andas hasta la Piedra del Regidor. Es allí cuando el aire se rompe con la primera salve: "Viva la virgen, viva", al que siguen los pitos de los Bailadores de Sabinosa, que se hacen cargo de la Virgen, convocando al baile y a la venia. Después, primera misa del Novenario y, tras un descanso, la comitiva pone rumbo hacia la Cruz de los Humilladeros. En las instantáneas que muestran el inicio de la Bajada aparece, a la derecha, la figura del futuro Obispo de la Diócesis Nivariense, Gerardo Rodríguez.




DIARIO DE AVISOS.
El Hierro baila al son de las chácaras
Más de 20.000 personas acompañan a la Virgen de los Reyes en el día en que la Isla del Meridiano cumple con su voto
Durante todo el trayecto, los miles de personas que acompañaron a la venerada imagen no cesaron de animar a los inagotables bailadores y vitorear a la Patrona de El Hierro. / Moisés Pérez


Diario de Avisos
Santa Cruz



"Por ver a la Madre Amada no siento la caminada", dicen los herreños y ayer, por un año más, y ya van sesenta y seis, lo demostraron con creces al acompañar a su venerada Virgen de los Reyes desde La Dehesa hasta la parroquia matriz de Nuestra Señora de la Concepción, en la capital, Valverde.

Más de 20.000 personas escoltaron a la Patrona de El Hierro cumpliendo la promesa que desde el año 1741 se renueva cada cuatro años, en agradecimiento por el milagro de la lluvia, que en aquel año acabó con una tremenda sequía que asolaba la Isla del Meridiano. Desde entonces, hiciera o no falta agua, los herreños recorren los 28 kilómetros que separan el santuario de la capital, llevando en andas a la Virgen de los Reyes, junto a un ejército de incansables bailarines, acompañados por la dulce cantinela de pitos y el tradicional ritmo de las chácaras y tambores.

El fervor religioso se une al folclore y a la fiesta en más de dieciocho horas de caminata donde conforme van pasando las horas el polvo tizna los inmaculados uniformes de los bailadores, que Raya a Raya, van pasando el relevo a otros con igual entusiasmo.

Previamente, la bruma y el frío de La Cumbre arrullaron a centenares de herreños que pasaron la noche a las puertas de la ermita, a la espera de que a las cinco de la madrugada saliera la idolatrada imagen que, en su silla o corso, fue levantada de su altar mayor para iniciar la Bajada de 2005, portada por los miembros de la corporación insular con el presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, al frente, y ante la presencia del presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, que ayer por la noche también acudió a contemplar la llegada de la Patrona a Valverde entre el alegre repiqueteo de las campanas, con algo de retraso respecto a la hora prevista, pasadas ya las once de la noche. Entre medio, todo el fervor popular de oraciones, loas, canciones, reencuentros, emociones, cansancio y, ante todo, una tradición enraizada en el corazón de todos los herreños


EL DÍA.

Nadie se lo quiso perder

La Bajada de la Virgen de los Reyes superó todas las previsiones de participación a lo largo de más de dieciséis horas de recorrido. La jornada se desarrolló sin incidentes importantes.
Una peregrina canta una loa a la Virgen de los Reyes durante el recorrido hacia Valverde y ante la mirada atenta de los asistentes./ MONTSE SANTOS
Una peregrina canta una loa a la Virgen de los Reyes durante el recorrido hacia Valverde y ante la mirada atenta de los asistentes./ MONTSE SANTOS

JOSÉ MARÍA MORENO PÉREZ, Enviado Especial

Nadie, excepto los bailarines de La Frontera, se quiso perder ayer la cita con la Bajada de la Virgen de los Reyes 2005 en la isla de El Hierro. Una larga jornada que comenzaba a las 5 de la madrugada con la misa oficiada por el futuro obispo de la diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, en la ermita de la Dehesa, y que concluía a las 23:10 horas con la imagen entrando en la plaza de la Concepción de Valverde, donde se encontraba el presidente del Gobierno, Adán Martín, quien volvió a la Isla en un jet privado después de haberse ausentado para asistir al Congreso de CC en Gran Canaria. Es la primera vez que aterriza un jet en El Hierro.

A lo largo de las más de dieciséis horas que duró el recorrido, la Virgen fue acompañada por más de 10.000 personas. La fotografía era impresionante. Los peregrinos discurrían en riadas humanas. No cabían en el camino. Todos querían estar al lado de la imagen. Había gentes de muchos lugares del mundo: franceses, portugueses, alemanes... Pero sobre todo venezolanos, todos ellos con su bandera en alguna prenda de vestir.

Lo más impactante sucedió en la Cruz de los Reyes, donde se congregaron más de 25.000 personas, por lo que se cumplieron, e incluso se superaron, todas las expectativas en cuanto a asistencia de público se refiere.

El vino de "pata" que muchos peregrinos portaban en sus botas ayudaba a tragar las pelotas de gofio que se acumulan en la garganta, consumidas por una muchedumbre que pugnaba por aspirar el escaso aire limpio necesario para subir las numerosas pendientes de una Bajada que en su primera parte de recorrido es todo lo contrario.

El clima, a ratos fresco, junto con el sudor y el polvo en suspensión elevado por los caminantes y bailarines, formaba una especie de aureola en ocasiones mágica, que no dejaba apreciar dónde se encontraba exactamente la imagen. Antiguamente, el objetivo con el que se sacaba a la Virgen era que lloviera en la Isla, por lo que el clima de ayer vino a dar cumplimiento al mismo, ya que en todo momento el cielo lucía cubierto de una especie de "bruma rociada".

Llamó la atención que las gentes se reunieran ya desde el inicio del camino, en la ermita de La Dehesa. Era imposible calcular el número de peregrinos que allí se dieron cita a las 6 de la mañana para comenzar la andadura junto a la venerada imagen.

Las autoridades que acudieron a la cita cuatrianual no daban crédito a la cantidad de personas que allí estaban reunidas. El consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Javier Armas, aseguró que "todas las previsiones se han superado. El camino se ha desbridado", y añadió que "han sido aproximadamente 10.000 personas las que acompañaron a la Virgen en la primera parte".

Luego, después de descansar en la Cruz de los Reyes, con las fuerzas repuestas en multitud de manteles en los que se exponían las exquisiteces preparadas el día anterior, dispuestas para ser degustadas por cualquiera que se acercara a ellas, prosiguieron el camino más de 15.000 personas, como así aseguraron fuentes policiales.

Entre las autoridades que peregrinaron hacia Valverde se encontraban el futuro obispo de la Diócesis de Tenerife, Bernardo Álvarez, y el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, quienes acompañaron a la comitiva desde su salida en La Dehesa hasta el inicio del camino de la Virgen.

También realizaron la primera parte del recorrido, unos doce kilómetros, el viceconsejero de Presidencia, Miguel Becerra; el presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón; los alcaldes de La Frontera y Valverde, así como otros representantes de organismos insulares y municipales.

A lo largo de los 28 kilómetros de recorrido no se registraron incidentes, aunque bien es cierto que la Cruz Roja atendió en el hospital de campaña a unas 100 personas con dolencias leves fruto de la larga caminata.

A pesar de esto, el ambiente fue festivo en todo momento, excepto en determinados instantes en los que se reavivaron momentos de tensión producidos por los típicos piques entre pueblos portadores de banderas







DIARIO DE AVISOS.


Un año más, los bailarines de El Golfo faltaron a su cita con la Virgen
En la Raya de El Cepón se produjo el momento más tenso, pero El Pinar siguió con el baile
La devoción de los herreños a la Virgen se demostró un año más por la cantidad de asistentes. / Moisés Pérez


Diario de Avisos
Santa Cruz


La ubicación del lugar en el que los bailarines de El Golfo tienen que coger el relevo a los de El Pinar volvió a ocasionar ayer, un año más, el momento más tenso de la jornada festiva en El Hierro, ya que los primeros no acudieron a la Raya a venerar a la Virgen de los Reyes. Tras un breve momento de confusión, cuando los danzantes de El Golfo debían comenzar a bailar y escoltar a la Patrona hasta la siguiente Raya y no ocurrió, el grupo de bailadores de El Pinar reaccionó y no permitieron que la imagen continuara sola su camino, por lo que rápidamente se adelantaron y continuaron el baile hasta el siguiente relevo, solucionando de tal forma y en el acto el problema. Este enfrentamiento se produce desde la Bajada del año 1977, año en el que El Pinar concedió una Raya a El Golfo, lo que provocó por primera vez una situación en la que un pueblo entregaba la imagen y posteriormente la volvería a recoger.

Al margen de este pequeño incidente, el día transcurrió con normalidad y el hospital de campaña de la Cruz Roja, instalado en la Cruz de los Reyes, únicamente tuvo que atender a algo más de un centenar de personas, pero todas con heridas leves. La gran mayoría de las atenciones médicas fueron por torceduras de tobillo, lipotimias o cansancio, sobre todo en personas mayores, a las que el cansancio y el calor les pasó la lógica factura, pero es digno de reseñar que entre tanto gentío no ocurriera ningún suceso grave. Y qué duda cabe que en esto gran parte de la culpa la tiene la Virgen de los Reyes, que vela para que todo salga bien.



Reencuentros
La historia de la Bajada no es sólo la conmemoración de un milagro o la continuidad de una tradición; al mismo tiempo es la fecha ineludible para miles de herreños desperdigados por todo el mundo, que cada cuatro años tienen una cita con su tierra y vuelven a las raíces de su Isla y a reencontrarse con sus familiares, amigos y pasado.

Por ello la Bajada se convierte en la antesala de unas fiestas que durarán algo más de un mes en el que la Patrona visitará todos los pueblos de El Hierro y los barrios de Valverde en un ambiente lleno de fe y devoción. Ahora la Virgen permanecerá en la capital durante el Novenario hasta el próximo día 16 donde se trasladará a El Monacal, iniciando su largo paseo por toda la geografía herreña, hasta el próximo 6 de agosto, fecha en que regresará a su santuario de La Dehesa. Tras la triste Subida volverán a faltar cuatro años para que llegue la siguiente Bajada. Mucho tiempo que se hará largo en la Isla del Meridiano pero en el que los recuerdos del gran festejo herreño ayudarán a superar la espera.


EL DÍA.

Piques y ausencias


El Golfo cumplió sus amenazas y no se presentó en la raya de El Cepón, por lo que los peregrinos la llevaron hasta el siguiente punto de entrega.

La ausencia de los bailarines de La Frontera hizo que los peregrinos trasladaran la imagen hasta el siguiente punto ante la expectación general./ MONTSE SANTOS
La ausencia de los bailarines de La Frontera hizo que los peregrinos trasladaran la imagen hasta el siguiente punto ante la expectación general./ MONTSE SANTOS

J. M. M. P., El Hierro

Entre los momentos que despertaban mayor expectación en la Bajada 2005 se encontraban los piques entre diversos pueblos de la Isla debido a las rayas, ya que desde hace años se mantienen varias polémicas sobre sus límites. La raya es la línea que marca el paso de un lugar a otro, y dicha polémica se acrecienta cada vez que se acerca la fecha de una nueva Bajada. En la Isla se ha vivido muy pendiente de algo que no es nuevo, pero que parece haber cobrado especial virulencia.

El recorrido está dividido por siete rayas correspondientes a los distintos territorios, en los que además se van uniendo las imágenes de los santos de esos lugares, que también son entronizados junto a la imagen de la Virgen de los Reyes en la iglesia de la Concepción de Valverde. Este año los principales protagonistas han sido los pueblos de El Pinar y El Golfo, quienes desde hace años mantienen abierto un debate acerca de los límites de la raya de El Cepón.

Todo el problema viene a raíz de que el pueblo de El Golfo hace algunos años no contaba con raya, debido a que no vivía gente en ese lugar. Con el paso del tiempo el municipio ha ido creciendo y solicitó una raya, con lo que se insertó un espacio para El Golfo dentro del terreno asignado a El Pinar. Con esto, El Pinar porta la imagen hasta la raya de El Cepón, situada en la Cruz de los Reyes y donde deben trasladarla a los bailarines de El Golfo, quienes la llevarán hasta la raya de La Llanía, donde se la deben devolver a El Pinar.

Pero esta situación no es del todo aceptada por los habitantes y bailarines de El Golfo, quienes exigen un mayor espacio. Así, el viernes Ana Luisa García, presidenta de los bailarines, declaraba que no acudirían a la entrega en el lugar estipulado "por no compartir la ubicación de la misma". Por su parte, Faustino Padrón, presidente de los bailarines de El Pinar, aseguraba que "no dejaremos a la imagen de la Virgen sola y la transportaremos hasta el lugar en el que se presente otro grupo de danzantes".

Pero nadie esperaba que El Golfo cumpliera su amenaza. Así, una vez que la imagen llegó a la raya de El Cepón no hubo ningún grupo que la cogiera, por lo que fue la propia gente quien la llevó a hombros hasta el siguiente punto, siempre bajo la escolta de la Guardia Civil debido a las carreras y empujones que se produjeron a causa del desconcierto. Una vez retornada la tranquilidad, los bailarines del Norte danzaron delante de la Virgen y la llevaron hasta el punto de entrega a El Pinar, pero con su bandera recogida, mostrando que ellos no eran los encargados de ese trayecto. Todo volvió a la normalidad con la entrega de nuevo a El Pinar de la imagen, y el resto de recorrido se consumó sin incidentes reseñables.


CANARIAS AHORA.COM.

Más de 20.000 personas participan en la Bajada de la Virgen de El Hierro.

Más de 20.000 personas participaron durante la noche del pasado sábado en la Bajada de la Virgen de los Reyes de la isla de El Hierro, en lo que es una tradición que se inició en 1745 para agradecer la lluvia con la que se dio fin a una gran sequía.



EFE. Valverde

La tradición de la Bajada de la patrona de El Hierro, desde el santuario de La Dehesa hasta la iglesia matriz de La Concepción, se celebra cada cuatro años y dura unas diecinueve horas, durante las que peregrinos y danzarines recorren 28 kilómetros de caminos y senderos. Durante el recorrido la Virgen de los Reyes es acompañada por peregrinos y bailarines que se acercan para el acto a una isla que desde 2000 es reserva de la Biosfera de la Unesco y tiene su punto más alto en el pico de Malpaso, a 1.501 metros sobre el nivel del mar.

La Bajada de la Virgen transcurrió sin incidentes y con el ya casi tradicional hecho de que los danzantes que tienen que recoger a la Virgen de los Reyes en El Golfo se niegan a hacerlo, con lo que los que la portan desde El Pinar continúan camino hasta el relevo siguiente. Estas diferencias comenzaron en 1977, cuando los de la zona de El Pinar trazaron una "raya" a los de El Golfo para entregar a la Virgen hasta el siguiente turno de los diez relevos de los que se compone la bajada.

El recorrido tiene diez paradas, la primera de las cuales se produce en la Piedra del Regidor, donde las autoridades dan la imagen de la Virgen al pueblo de Sabinosa, quienes paran a descansar en la Cruz de Humilladores, la segunda parada. La tercera parada tiene lugar en Binto, cuando el pueblo de Sabinosa hace la entrega al de El Pinar, mientras que la cuarta se lleva a cabo en la Cruz de los Reyes, donde hay una tendida de manteles, y la quinta se produce en el Cepón, cuando El Pinar debe hacer la entrega a El Golfo.

La parada sexta se realiza en La Llanía, donde El Golfo vuelve a entregar la imagen a El Pinar, pueblo que hace la séptima parada en la raya de La Mareta para dar la Virgen a Isora, el cual hace la entrega a San Andrés en la Cruz del Niño. La novena parada se lleva a efecto en Cuatro Esquinas, para que el pueblo de San Andrés pase el relevo a Monacal Norte, y la décima es cuando la Virgen de los Reyes pasa a manos del pueblo de Valverde.

La imagen de la Virgen permanecerá en la capital herreña hasta el 16 de julio, fecha en que, una vez finalizado un intenso Novenario y la Fiesta Real, partirá rumbo a El Mocanal. El 18 de julio está prevista la salida de la Virgen para Sabinosa acompañada por San Pedro y los bailarines del norte de la isla, y pasará por Erese, Guarazoca, La Peña y Las Puntas donde la recibirán los bailarines de esta zona.

Tras este recorrido, la imagen de la Virgen partirá hacia Los Mocanes y tras recogerla en la raya "Barranquito de Pescar", los bailarines de Sabinosa la conducirán hasta la ermita del pueblo. Después de Sabinosa la Virgen será trasladada a El Golfo y desde allí a Jinama, San Andrés, el Pinar e Isora para volver el 24 de julio de nuevo a la iglesia de La Concepción en Valverde.

El 6 de agosto miles de romeros volverán a conducir la imagen hasta el santuario en La Dehesa durante la denominada "subida", con lo que culminará un mes festivo dedicado a celebrar la promesa hecha en 1741 por vecinos y autoridades de la isla de bajar a la Virgen desde su santuario hasta Valverde.


LA VOZ DE EL HIERRO.

La Virgen de Los Reyes, ya llegó a La Villa de Valverde.

Desde las doce la noche La Voz de El Hierro Digital, ya informaba de lo que estaba ocurriendo en la isla, dando pormenores, anunciando el nuevo día y así lo ha comentado durante todo el día incluyendo su llegada, sobre las once de la noche a La Villa, para llegar cerca de las 12 a la parroquia de La Concepción, con un templo lleno que la acogía con emoción colectiva, desde la seis de la tarde ya había gente esperando a su patrona, según la información facilitada por nuestros corresponsales que paso a paso nos informaban de la fiesta con esmerada pulcritud. Una Bajada de gente como nunca y eficaz entrega en las rayas, El presidente del Gobierno Adan Martín, su compañera Pilar Parejo, también estaban, aunque el presidente estuvo en el momento de la salida de la Ermita, dejó la isla pero regresó por la tarde para no perderse la llegada, alli estuvo Carlos González Segura, Subdelegado del gobierno en Canarias, consejero de Agricultura, Pedro Rodríguez Zaragoza, el nuevo obispo electo Bernardo Alvarez, el Vicario para la Gomera y El Hierro, Antonio Pérez, El arcipreste de la isla Antonio Jesús y los demás párrocos de esta tierra, alcalde de Valverde Agustin padrón y varias autoridades., también vimos a nuestro amigo y compañero Cesar Armas que llevó a cabo un excelente trabajo con su equipo en la Televisión Canaria, así como siempre los acertados comentarios de Don Juan R amón Padrón Pérez y Don Modesto Jiménez.

Una fiesta excelente, única para no perder. son muchas las llamadas de felicitación de muchos lugares por estar siguiendo con constancia nuestro trabajo desde el primer momento, hasta concluirlo, Gracias a todos.


Que no se sabe ya de La Bajada. PDF Imprimir Correo electrónico
Hoy la gente duerme alegre y terrible cansancio.Despues de dar una vuelta por diferentes lugares de la isla muy temprano observo que los coches no se mueven, sus dueños permanecen en la cama, muchos sin poderse mover, pero satisfecho de un día inolvidable, ya que han disfrutado de una gran Bajada, que les puedo yo decir, a las 9 de la mañana del día después de esta gran fiesta y que la gente no sepa, ahora la información es cambiar impresiones, yo creo que hoy por la tarde o mañana lunes se pueda hacer.


DIARIO EL HIERRO.
La Virgen desciende hacia la Iglesia de La Concepción, en La Villa de Valverde


Ya llegó la Madre Amada. El Hierro ha vuelto a cumplir con el sagrado Voto, instaurado en el año 1.741.

El fervor y la devoción de toda una Isla quedaron reflejados en los rostros y corazones de los herreños, un pueblo que ayer volvió a demostrarle al mundo de la casta de que están formados.

Con una puntualidad extraordinaria, la Virgen de Los Reyes entraba en la calle principal de la Villa de Valverde en el horario previsto (22:40 horas), acompañada por los incansables bailarines y por miles y miles de peregrinos en la Bajada más numerosa que se recuerda en la historia de El Hierro. Más de 25.000 personas se congregaron en La Cruz de Los Reyes (el triple de la población de la isla) y alrededor de 15.000 acompañaron a la imagen en todo su recorrido.

Ha sido una Bajada perfectamente organizada, donde el dispositivo de seguridad activado por las Instituciones herreñas funcionó a la perfección y donde sólo hubo que lamentar heridas leves en algunas personas: esguinces de tobillo, lipotimias o cansancio.

El Hierro fue anoche el referente informativo no sólo de Canarias sino de fuera del Archipiélago. Atrás quedan ya más de 28 kilómetros de recorrido y comienza ahora el peregrinar por todos los pueblos la Isla.

La Patrona de la Isla, la Madre Amada, ya descansa en su Corso en la Iglesia Matriz de la Concepción de la Villa de Valverde.

El Hierro y los herreños han vuelto a cumplir, una vez más, con su pasado y con su historia más hermosa.



Venezuela está en El Hierro.

Son muchísimas las muestras de felicitación y aliento de los hermanos y hermanas de Venezuela con su Isla.




Estamos recibiendo muchas muestras de apoyo desde Venezuela.



--------------------------------------------------------------------------------

Hemos tenido que escribirlo. Nos hemos visto obligados a reflejar en estas páginas el intenso amor y cariño que tiene el pueblo venezolano por su Madre Amada.

Los paisanos herreños viven , con nostalgia y añoranza, su Bajada a miles y miles de kilómetros de la tierra que les vio nacer.

La tierra hermana de Venezuela está totalmente volcada con su Bajada de la Virgen de Los Reyes (también en partes de la Península y del resto de las Islas nos llegan mensajes de apoyo). Y la han podido disfrutar gracias a este medio de comunicación, que viene informando puntualmente desde primeras horas de ayer y que a última hora de la noche (ya domingo) realizaba una crónica final de la llegada de la imagen, con un importante y amplio apoyo fotográfico.

Ya son muchísimas las muestras de cariño, y apoyo pero, sobre todo, de añoranza hacia la fiesta más importante de El Hierro.

Muchas son las felicitaciones que están llegando constantemente a este Diario (puede ver algunas en la sección "Libro de Visitas") por su despliegue informativo sobre la Bajada (y bastantes las muestras de alegría por poder ver a la Madre Amada aunque estén lejos, gracias a nuestro ´"Álbum de Fotos".

Pero sobre todo el amor viene hacia la Madre Amada, la Virgen de Los Reyes.

Desde aquí queremos agradecerle al pueblo hermano de Venezuela todo el apoyo que están demostrando hacia la Bajada de la Virgen de Los Reyes.

Aunque estén lejos de su tierra, desde estas páginas han podido sentir el cariño y amor de la Patrona herreña.

A todas y a todos, gracias desde esta pequeña isla perdida en el Atlántico.


Comentarios