Revista nº 792
ISSN 1885-6039

¡Ya es Navidad en Canarias!: siete islas, múltiples tradiciones.

Viernes, 17 de Diciembre de 2010
Revista Océanos (nº 23)
Publicado en el número 344

La Navidad es una de las épocas más hermosas. Las familias se reúnen para cumplir con las tradiciones y gracias a eso se mantienen tantas costumbres. Les contamos cómo son las Navidades en las Islas Canarias: emoción, ilusión, esperanza y unión son las protagonistas que hacen a sus habitantes vivirlas de una forma muy especial.

 

Llega la Navidad y con ella se recuperan las tradiciones, se reúnen las familias, se cantan villancicos y se comen deliciosos manjares. Si bien en todo el Estado español se celebra de forma similar, cada comunidad autónoma tiene sus propias costumbres y Canarias, con sus siete islas, multiplica por ese número sus usos.

 

 

Ranchos de Pascua

 

Los Ranchos nacen en Canarias durante el siglo XVI. Se formaban grupos musicales que recorrían las calles de los pueblos con el objetivo de recaudar fondos para celebrar misas por las personas que habían fallecido y así ayudarlas a salir del Purgatorio. Estas agrupaciones salían a la calle durante el mes de noviembre, el mes de los muertos, y se llamaban Ranchos de Ánimas, pero extendían esta tradición hasta la Navidad y entonces se denominaban Ranchos de Pascua. Interpretan ritmos de instrumentos de cuerda, espadas, sonajas, triángulos, castañuelas, requintos, timples y panderos.

 

Rancho de Ánimas de La Aldea

 

Esta costumbre estaba muy arraigada en las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote y, aunque se han perdido muchos, se está trabajando para su recuperación y aún se conservan algunos. Entre otros podemos nombrar los de Teguise, en Lanzarote; el de La Aldea de San Nicolás, en Gran Canaria; y el Rancho de Tiscamanita en Fuerteventura.

 

 

Lo divino

 

Una de las tradiciones más arraigadas en Canarias son los grupos conocidos como Lo Divino que recorren nuestras calles cantando villancicos desde primeros de diciembre. Deben su nombre, por extensión, a nuestro villancico más típico que comparte ese título.

 

Grupo de Lo Divino (Foto: Jesús Bilbao)

 

Bailes navideños

 

Menos conocidos que los grupos de cantadores son los bailes folclóricos típicos de la Navidad. Hablamos del baile de La cunita y los Bailes del Niño. El primero es típico de Guía, en Gran Canaria, donde se interpretaba el día de Navidad en la plaza del pueblo. En ella se colocaba una cuna con un bebé y cuatro parejas se disponían a bailar seguidillas a su alrededor.

 

Los Bailes del Niño tenían lugar en las iglesias, donde los danzantes, situados de espaldas al Niño Jesús, bailaban tajarastes. Aún se conservan en Tenerife en los pueblos de La Matanza y en Ravelo (El Sauzal).

 

Baile de La Cunita. AF Estrella y Guía

 

Autos de Reyes

 

Otro de los momentos más esperados por los canarios es la noche del 5 de enero, cuando la ilusión por la llegada de los Reyes Magos impregna cada rincón de las Islas. Además de la clásica cabalgata en la que niños y adultos comienzan a vivir la emoción por la visita de los de Oriente, también se acostumbra a escenificar los Autos de Reyes. Son muchos los pueblos en los que se representa, y actualmente son famosos los de Tejina en Tenerife, Agüimes y Gáldar en Gran Canaria, el de Betancuria en Fuerteventura, y el de Garafía en La Palma, entre otros.

 

Si toda la interpretación de lo que ocurrió la noche en que llegaron sus majestades es interesante, quizá destaque especialmente para todos el instante del correr de la estrella, momento en el que se mueve para señalar el lugar donde se encuentra el pesebre y guiar a los Reyes hasta allí.

 

Auto de Reyes (Foto: Jesús Bilbao)


Belenes o Nacimientos

 

Los belenes o nacimientos son piezas claves en la Navidad canaria. Aunque el árbol de Navidad se ha introducido e implantado como costumbre, la mayoría de las familias canarias mantienen la tradición de hacer un nacimiento. Asimismo, se convocan concursos de belenes por las calles de las ciudades y en los hogares. Los belenistas montan verdaderas obras de arte, e incluso se crean rutas de belenes para que no nos falte ninguno por visitar.

 

 

Delicias navideñas

 

Y si los villancicos, los belenes, los adornos y los Reyes son imprescindibles en las fiestas navideñas, los otros grandes protagonistas son los manjares que se disfrutan en las mesas isleñas. Por su origen marinero, destacan los platos de pescado, sobre todo encebollados. Sin duda, los protagonistas son el cherne y el bacalao. Si hablamos de carne, son típicos el conejo en salmorejo y el cabrito en adobo. Acompañados siempre por nuestras famosas papas arrugadas.

 

Igual de importantes, si no más, son los dulces típicos, entre los que destacamos: la torta vilana que no falta en ninguna mesa de la isla de La Gomera, las truchas de batata o cabello, el bienmesabe o el mazapán de Tejeda, en Gran Canaria.

 

Truchas. Las truchas tienen un espacio reservado en las mesas canarias durante esta época; un dulce típico que podemos encontrar en cualquier pastelería, pero que todavía se sigue haciendo artesanalmente por Navidad en las cocinas de las casas de las Islas. Su forma es similar a las empanadillas pero se preparan con un relleno de batata o cabello de ángel. Sus ingredientes son: harina, batata de tipo amarilla o cabello, azúcar, almendras peladas, ralladura de limón, manteca o margarina para el hojaldre, aceite de oliva, canela molida y sal. Una delicia.

 

Truchas de batata (Foto: Turismo GC)

 

 

Artículo publicado en la revista Nº 19 Océanos de Fred Olsen.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 22 de Diciembre de 2010 a las 10:32 am - Valeriano

#03 Deseando ir al Mercado de La Laguna a comerme unas truchitas bien ricas de batata.

Feliz Navidad!!

Martes, 21 de Diciembre de 2010 a las 09:18 am - DULCE RODRIGUEZ

#02 ESPLENDIDO ARTICULO SOBRE LA NAVIDAD CANARIA. DESDE LUEGO, SE RECOGEN FIELMENTE Y DE UNA MANERA CLARA Y CONCISA, TODO AQUELLO QUE NOS CARACTERIZA COMO PUEBLO Y EN FECHAS DE LA NAVIDAD, QUE AUNQUE UNIVERSAL, CADA PUEBLO LA HACE SUYA.

SE HABLA CORRECTAMENTE , CON RIGOR Y CONOCIMIENTOS, SOBRE CANTOS, BAILES, COMIDAS, TRADICIONES ORALES Y RELIGIOSAS. MUY BUEN TRABAJO. VIENE A CORREGIR MUCHOS ERRORES Y ATREVIEMIENTOS QUE SE ESTAN COMETIENDO EN MUCHAS DE LAS EXPRESIONES PUBLICAS DE ALGUNOS COLECTIVOS QUE SE CREEN POSEEDORES DE LA VERDAD ABSOLUTA; Y QUE NO PARAN DE INVENTAR, DESVIRTUAR Y ENGAÑAR A LA GENTE CON LECCIONES MAGISTRALES SOBRE TEXTOS INVENTADOS Y EXPRESIONES FOLKLORICAS TRANSFORMADAS Y TERGIVERSADAS. GRACIAS A BIENMESABE POR PUBLICAR ESTE Y TODOS AQUELLOS ARTICULOS DE RIGOR HISTORICO. FELIZ NAVIDAD A TODOS AQUELLOS QUE SE SIENTAN DE BUENA VOLUNTAD.

Martes, 21 de Diciembre de 2010 a las 03:33 am - Emmanuel

#01 Un año mas, como señal de nuestra mundanal vida, una navidad mas, que bonitos recuerdos esos que mis abuelos, la mitad canarios la mitad andaluces dejaron en mi memoria.

Recuerdos que se fueron con el paso de las navidades, que fueron a su vez señal del paso de esa mi vida.

Con corta edad aprendi a hacer, por lo menos, un belen que recuerdo se hacia en un mueble-bar de un mueble de salon que se vaciaba para la ocasion y con corchos y una pocas figuras se hacia, mi abuela mas mañosa hacia uno de grandes dimenciones, ella misma confeccionaba el papel piedra, recuerdo anilina verde, kake y marron, barniz de yate mate y papel de ferreteria, junto a aquellos belenes se levantaba el arbolito, uno muy grande hecho a base de un palo de escobon y ramas que compraba en los almacenes de Loza y Cristal o en los almacenes Lantigua de Vegueta, todo esto se hacia el primer fin de semana de diciembre y, segun mi abuela, no se recogia hasta despues de reyes que traia mala suerte.

Recuerdo con especial cariño cuando se preparaba aquella copiosa cena de nochebuena, donde no cabian las comidas preparadas; las papas arrugadas, con carne mechada, que no falte el plato de sopa pa´senta a la madre y dejar caldo pa por la mañana para mejorar la sensacion de los escesos.

Dulces tipicos, junto a los polvorones y frutos secos, y la curda que iban cogiendo los abuelos y hombres de la familia a la recepcion de cada visita, donde se invitaba y compartia con cada una un poquito de ron o anis y aquel algo pa picar, y al final de la noche todos juntos sin ecepcion, ni escusa, todos sentados a la mesa a cenar, y aquel brindis al terminar la cena que resonaba como frase lapidaria del mas mayor que decia:

" por los que no estan, por los que pudieron estar, y por los que estan"

Curiosa costumbres las de mis abuelos en esos brindis en los que cabian segun el mismo decia "...los amigos y los enemigos, por que todos tenemos navidad...", mas curiosa la de mi abuela que al termino de recoger los platos sucios decia:

"..dejen lo que sobra en la mesa, por los que todavian no hayan podido llegar...", nunca entendi, por que nadie venia.

Situacion parecida la de nochevieja, que tarde años en entender, por que al crecer ellos se fueron, pero yo crei necesaria hacer aquel arbol y decidi hacer cuatro, uno para cada uno de ellos, y seguir realizando el pequeño belen con corcho y uno de grandes dimenciones con un papel piedra confeccionado segun la receta de mi abuela.

Sin querer llegue a comprender aquel brindis de mi abuelo y esa mania de no recoger la comida de la mesa, me di cuenta que en mi hacer de decoracion navideño ellos estaban presente en el salon de mi casa, y me converti en visitante y en visitado y sin querer cogi esas kurdas que cogia mi abuelo, y mi esposa y yo cocinabamos las papas y una carne mechada, repito como si de un ritual se tratase aquel brindis y dejo la comida sin recojer, no se si sirve de algo, pero si es cierto algo que decia mi abuelo:

"..todos tenemos navidad.."

Sonara a cuento, pero lo que aqui expongo es tan real como el que escribe y el que lee, pero de todo esto siempre saco una reflexcion:

Las tradiciones deben de respetarse, aunque no entendamos del todo por que estan ay, tienen un razonamiento logico, aunque no se lo encuentres hoy, mañana lo entenderas, no es dificil, el problema empieza cuando pasamos de nuestras tradiciones, las que nos enseñaron nuestros mayores, las olvidamos y nunca entenderemos el por que de aquello o lo otro, y con ellas desaparecen esas enseñanzas y valores de nuestro pueblo, que nadie nunca escribio, ni explico por que se aprendian con el solo hecho de aceptar la tradicion.

Si señor Siete islas, multiples tradiciones, todas importantes, pero delebles como una raya de tinta en unas manos que se lavan, si no cuidamos nuestras formas de vida tradicionales, perderemos las enseñanzas mas importante de nuesto pueblo canario, nuestras señas de identidad se iran con ellas y con ellas nuestra historia y la memoria de nuestro mayores.

Seamos generosos con nuestros predecesores, buenos con nosotros mismos y respetuosos con nuestros antecesores y cuidemos lo nuestro, y regalemos por navidad memoria de nuestras cosas, tengamos un recuedo para nuestrs tradiciones y hagamoslas revivir con fuerza.

Feliz Navidad

Un saludo y Gracias por el espacio